Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Trasladan a la cárcel de El Dueso, en Cantabria, a los tres últimos etarras recluidos en A Lama

Cárcel de A Lama, en Pontevedra. | // RAFA VÁZQUEZ

Ya no queda ningún preso de ETA recluido en la cárcel de A Lama. El último, Eneko Gogeaskoetxea Arronategui, abandonó la prisión pontevedresa el pasado miércoles. Y días antes lo hicieron también Gorka Martínez Ahedo y Patxi Xabier Macazaga Azurmendi, los únicos que quedaban en este centro penitenciario. Todos ellos fueron trasladados a la cárcel de El Dueso, en Cantabria, dentro de la política de acercamiento de los presos etarras emprendida por el Gobierno central.

Hace dos años ascendían a una veintena los presos vascos condenados por terrorismo que cumplían condena en cárceles gallegas, sobre todo en A Lama y Teixeiro aunque también en otros recintos como Bonxe, Monterroso o Pereiro de Aguiar. Pero estas prisiones se han ido vaciando progresivamente de etarras, sobre todo en los últimos meses cuando el Gobierno aceleró los traslados.

La llegada de Pedro Sánchez al Ejecutivo central produjo un cambio sustancial en la política penitenciaria que provocó una política de acercamiento y reagrupamiento de los terroristas de ETA o bien al País Vasco o a presidios de las comunidades limítrofes. Dan así respuesta a las demandas tanto de Unidas Podemos como de EH-Bildu.

En total, desde 2018 acercaron a 110 presos de ETA a prisiones más próximas a sus domicilios. Son algo más de la mitad (concretamente el 58,5%) de los 188 que actualmente cumplen condenas en cárceles españolas.

En Galicia el último en hacer las maletas para trasladarse a El Dueso fue Eneko Gogeaskoetxea Arronategui. Fue condenado por la muerte del ertzaina José María Aguirre Larraona durante el intento de asesinato al rey emérito durante la inauguración del museo Guggenheim de Bilbao en 1997. Tras pasar al segundo grado, cumplirá las tres cuartas partes de la condena en diciembre de 2033.

A principios de marzo la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, dependiente del Ministerio del Interior, autorizó también el traslado de Gorka Martínez Ahedo. Este preso cumplía condena en A Lama, entre otros motivos, por intentar asesinar en cinco ocasiones al ex presidente del Parlamento vasco Juan María Atutxa y en otra al sargento del Ejército José Carollo Raña.

Entre los acercados está Patxi Javier Macazaga Azurmendi, que también ha dejado A Lama para ir a El Dueso. Según Prisiones, progresó al segundo grado y cumplirá las tres cuartas partes de la pena en febrero de 2024.

Azurmendi cumple condena, según la Asociación de Víctimas del Terrorismo, por matar a Juan María Jáuregui Apalategui y Ramón Díaz García, así como el atentado contra José Ángel Santos Laranga y Josu Leonet Azkune. También cumple condena por el asesinato de Mikel María Uribe Aurkia, José María Korta Uranga e Iñaki Totorika Vega, así como el que le costó la vida a Santiago Oleaga Elejabarrieta y Manuel Indiano Azaustre.

Compartir el artículo

stats