Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Gobierno refuerza la apuesta por el Corredor Mediterráneo al impulsar una alianza con Italia

Agentes sociales y los puertos reclaman el mismo trato al Noroeste que al Levante

El Gobierno refuerza la apuesta por el Corredor Mediterráneo al impulsar una alianza con Italia

El Gobierno refuerza la apuesta por el Corredor Mediterráneo al impulsar una alianza con Italia

Mientras la línea del tren de mercancías llamada a conectar el Noroeste español con la cornisa atlántica de la UE sigue sin avanzar de la fase de planteamiento teórico, puesto que todavía no se le conocer ningún proyecto concreto de modernización, el Gobierno central refuerza su apuesta por el Corredor Mediterráneo, ahora con el impulso de una alianza con Italia para demandar fondos de la UE con los que financiar las líneas de ambos países que se integran en el Corredor Mediterráneo, que arranca en Algeciras y termina en Budapest (Hungría). Este nuevo movimiento se suma al anuncio, la pasada semana, de que el Ministerio de Transportes triplicará la inversión prevista hasta el año 2022 en el tren de mercancías del Levante aprovechando el fondo europeo destinado a la recuperación de la pandemia.

Buscando dar mayor visibilidad al Corredor Mediterráneo y mejorar las opciones de obtener recursos económicos, el Gobierno español propuso una estrategia conjunta con Italia con la que acudir a Bruselas. El escenario en el que la planteó fue el Foro de Diálogo Italia-España celebrado el martes en Roma y que clausuraron el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente del Consejo de Ministros italiano, Giuseppe Conte.

Allí intervino el comisionado del Gobierno para la coordinación del Corredor Mediterráneo, el valenciano Josep Vicent Boira, para quien España e Italia son dos potencias unidas por un eje ferroviario que permitiría a España aumentar su PIB un 2,22% en 2030 y un 1,15% a Italia, un ahorro de emisiones de efecto invernadero y un aumento del 29% en el transporte ferroviario de mercancías. “Es la hora de trabajar juntos por el futuro de los dos países y por el de toda la Unión Europea”, indicó Boira, por lo que realizó un llamamiento para “seguir trabajando” ya que España e Italia tienen una cartera conjunta de 300 proyectos dentro de la Project List 2020 del Corredor Mediterráneo, “por lo que cabría impulsar una alianza para conseguir que el Fondo Europeo para la Recuperación y la Resiliencia, la iniciativa Next Generation y los Presupuestos de la UE 2021-207 incluyan el desarrollo definitivo del Corredor Mediterráneo europeo y el enlace con España e Italia”.

La Xunta teme que el nuevo uso de los fondos europeos “solo sirva para agrandar la brecha” con el Levante

decoration

Por contra, el enlace del Noroeste con el Corredor Atlántico sigue bajo letargo, si bien es cierto que aún fue el pasado año cuando Bruselas aceptó incluir a Galicia, Asturias y León este eje ferroviario de mercancías que recorre toda la costa atlántica. Todavía no se le conoce ningún proyecto concreto de modernización de los que el Gobierno español deberá presentar la UE para optar a su financiación a partir de enero de 2021.

Ante este compromiso reforzado de Madrid con el Levante, la Xunta y la Junta de Castilla y León han remitido sendas cartas al Ministerio de Transportes para reclamar la misma iniciativa y empuje con el Noroeste, que aproveche también los fondos Covid de la UE para impulsar el tren de mercancías en su territorio y que les concierte una reunión para abordar de forma conjunta la modernización del Corredor del Noroeste y participar en la redacción de los proyectos.

La carta gallega la firma la conselleira de Infraestruturas e Mobilidade, Ethel Vázquez, que reclama la creación de un “comisionado” para el Noroeste como el que existe en el Mediterráneo y que sirve de enlace entre las distintas administraciones y los empresarios y para agilizar y coordinar la presentación de proyectos susceptibles de financiación europea.

No obstante, también hace reproches, como la “falta absoluta de noticias” sobre el desarrollo de acciones concretas para el Corredor Atlántico, que hace temer a la Xunta que el nuevo uso de los fondos europeos “solo sirva para agrandar la brecha” con el Levante. Porque mientras el Gobierno anuncia actuaciones para el Mediterráneo, en el Atlántico nada se sabe ni siquiera hay conversaciones sobre la conexión del puerto de Vigo con el corredor, la salida sur de la ciudad o el acceso a Punta Langosteira, todos ellos proyectos que la Xunta considera imprescindibles para Galicia.

Un proyecto “esencial” para Galicia

El Corredor Atlántico ferroviario, que permitirá en el futuro el transporte de mercancías por toda la cornisa occidental de Europa, es un proyecto que empresarios, sindicatos y autoridades portuarias consideran “esencial” par Galicia, ya que, entre otra consecuencias, impulsará el desarrollo económico e industrial de Galicia reforzando el papel de los puertos como puerta de entrada y salida de productos. Por eso, reclaman al Gobierno una apuesta decidida por el tren de mercancías del Noroeste como la que está haciendo con el Mediterráneo, aunque son conscientes de que se trata de un proyecto que no estará operativo a corto plazo por la envergadura de las actuaciones que se deben acometer. “Se vuelve a marginar de nuevo a Galicia y se corre el riesgo de que el tráfico de mercancías acabe basculando hacia el Levante. Cuanto más se tarde, poco a poco se irán deslocalizando más empresas de Galicia.

Por eso, es una obra vital para la industria y la economía gallega”, sostiene el presidente del puerto de Vigo, Enrique López Veiga. “Es esencial el Corredor Atlántico; para ser competitivos claro que lo necesitamos”, asegura el secretario sectorial de Transportes de UGT, Carlos Díaz, para quien resulta evidente que Galicia ha vuelto a quedar “aislada” en el desarrollo del ferrocarril, no solo en el caso del de mercancías, sino en el convencional. “Parece que en el Noroeste no se hace inversión como en otros sitios”, añade. Desde la CIG, Xesús Pastoriza tiene prácticamente la misma opinión, pero que vincula a la falta de compromiso de los partidos estatales, que en Galicia obran en distinta forma según el color del Gobierno central.

Coordinador del sector ferroviario de CC OO: “Por eso tenemos que relanzarlo ahora que existe la oportunidad de los fondos europeos. Es vital para evitar la deslocalización de empresas”

decoration

“Tenemos potencial para las mercancías en los puertos, con los coches, la pesca, la leche o lo que sea, pero si no disponemos de las vías adecuadas para ese desarrollo industrial, se corre el riesgo de que las mercancías al final se vayan por otro lado”, expone el portavoz del sindicato nacionalista. El coordinador del sector ferroviario de CC OO, Gregorio Bermejo, teme que la inversión para el Corredor Atlántico será “mínima”, al igual que para el tren convencional, ya que a su juicio, a el gasto está centrado en el AVE. “Por eso tenemos que relanzarlo ahora que existe la oportunidad de los fondos europeos. Es vital para evitar la deslocalización de empresas”, afirma. El experto en ferrocarriles Xosé Carlos Fernández no pone en duda la necesidad del Corredor Atlántico, aunque sí el itinerario elegido. Para él, sería mejor la línea Ourense-Zamora-Medina, pues exigiría menos inversión para su modernización, una cuestión capital ya que se teme que el Gobierno esté más preocupado por terminar las obras del AVE pendientes (Extremadura, Portugal o País Vasco) y apenas destine fondos las mercancías. Manuel de la Fuente Álvarez, extécnico Adif, cree que lo primero y más fundamental es contar con proyectos bien definidos para permitir la expansión del puerto de Vigo y su conexión ferroviaria para que sirva como elemento captador de mercancías y de nuevas empresas.

La mitad de las mercancías a Europa sale por el Corredor Atlántico

La Plataforma Atlántico Noroeste (PAN), que agrupa a las patronales de Galicia, Asturias y Castilla y León, y que lidera el presidente de la Federación Leonesa de Empresarios, Javier Cepedano, ha denunciado el trato desigual de las inversiones del Noroeste con las del resto del país, y no encuentra justificación para que el Gobierno se vuelque con el Mediterráneo. Como prueba, la patronal asegura que la mitad del tráfico de mercancías entre la península ibérica y el resto de Europa utiliza el Corredor Atlántico, que arranca en Sines (Portugal) y acaba en Estrasburgo.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats