Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dos mil universitarios pierden la beca tras el primer año de carrera por el rendimiento

- Un tercio de estudiantes que recibe apoyo del Estado no lo revalida en segundo - Aun así, Galicia es la tercera comunidad donde más alumnos logran mantener la ayuda

Alumnos en una facultad del campus de Vigo en el contexto de pandemia.

Alumnos en una facultad del campus de Vigo en el contexto de pandemia. // Ricardo Grobas

Más de la mitad de los estudiantes gallegos que empiezan una carrera universitaria consigue una beca de la Administración General del Estado, pero una tercera parte de ellos la pierde después de tan solo un año en la facultad por no cumplir el nivel de rendimiento que exige su renovación, según revelan los datos más actualizados del Ministerio de Educación. Eso supone, a grandes rasgos y calculando la cifra a partir de los matriculados en 2017/18 en las tres universidades gallegas -un total de 11.300 jóvenes de los que el 54%, unos 6.100, recibieron beca-, que en torno a dos mil se han visto en la tesitura de no revalidar el apoyo económico en 2º.

Pero en este aspecto Galicia no es una excepción y, de hecho, su dato es mejor que el de la media estatal y sitúa a sus estudiantes entre los que más aguantan la ayuda económica de la AGE tras el primer curso. De los alumnos de nuevo ingreso en los estudios de grado en 2017/18 en todo el Estado, un 34,6% perdió la beca al curso siguiente, pero entre los gallegos esa tasa es ligeramente inferior, del 32,5%, y solo los valencianos (29,7 por ciento) y madrileños (31,4%) registran mejores datos. Ese tercio de becas perdidas se mantiene en los últimos años en la comunidad con escasas variaciones desde el curso 2012/13. En el caso de los chicos, ese porcentaje sube hasta el 40,1%, mientras que en las chicas, se rebaja al 27,8%.

Además, si se analiza la promoción que accedió un año antes, es decir, en 2016/17, se observa que otro 10% de alumnos se queda sin el apoyo tras el segundo año de estudios. Y retrocediendo una promoción más, hasta la que se estrenó en el SUG en 2015, se ve cómo un 6,4% de alumnos es al final, en tercero, y de cara a afrontar cuarto curso, cuando no lo logra.

Los datos reunidos por el Gobierno central reflejan que donde más complicado lo tienen los estudiantes gallegos para conseguir cumplir los requisitos que les permiten mantener la beca es en las titulaciones de Derecho. En ese ámbito de estudio, un 56,7% de los alumnos que llegó a la universidad con beca, la pierde en el primer curso, mientras que en el extremo opuesto están quienes estudian Técnicas audiovisuales y medios de comunicación, donde solo 7 de cada cien becados deja de recibir apoyos tras 1º. Por ámbitos más generales, son los alumnos de carreras de Educación quienes aguantan más la beca, frente a los que cursan grados vinculados a Negocios, Administración y derecho.

Los becarios llegan al sistema universitario con una media de 9,27 en el caso de Galicia, mientras sus compañeros sin beca lo hacen con un 9,58, con datos de 2018/19. No obstante, los estudiantes becados parecen esforzarse más que sus compañeros que no reciben ayudas, teniendo en cuenta que en el aspecto académico mantener la ayuda exige superar un determinado porcentaje de créditos. Así lo indican los datos: los matriculados en 2018-2019 en Galicia que recibieron una beca aprobaron el 87,7% de los créditos en los que se inscribieron, mientras los no becarios no llegaron a aprobar ni el 70%. Esas diferencias se reproducen luego en la nota media con la que se titulan: los beneficiarios de una beca lo hacen con un 7,30 y los que no lo fueron, con un 7,10.

En los últimos años ha ido a más el porcentaje de estudiantes que inicia una carrera en la universidad en Galicia respaldado por una beca del Gobierno central. El porcentaje de beneficiarios de estas ayudas alcanzó en este parámetro en el curso 2018/19 un 56,2 por ciento de beneficiarios, mientras que en 2017/2018, el último curso para el que hay datos de pérdida de la beca, habían sido un 54,3%.

Los requisitos para acceder a las ayudas del Ministerio de Educación han cambiado este curso. En el aspecto económico se amplía el umbral de renta que permite acceder a la cuantía completa y en el académico basta aprobar un porcentaje de créditos que varía según la rama de estudio, eliminando la nota media que se incorporó con Ignacio Wert. Esos cambios podrían elevar la cifra de beneficiarios en próximos cursos.

Las becas generales de la AGE suponen la mayoría de las ayudas económicas que reciben los universitarios gallegos. De ellas se beneficiaron 18.260 jóvenes de los 26.510 que recibieron algún apoyo en 2019 (incluidas becas complementarias Erasmus, prácticas, excelencia...), por un importe global de 57 millones de euros.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats