Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las guarderías serán gratuitas el próximo año para las familias a partir del segundo hijo

La medida se implantará tanto en escuelas infantiles públicas como privadas -Feijóo avanza más rebajas fiscales para el rural

Los diputados del PP aplauden la intervención de Feijóo al terminar su discurso. // Xoán Álvarez

Los diputados del PP aplauden la intervención de Feijóo al terminar su discurso. // Xoán Álvarez

Si bien el discurso de Feijóo estuvo en buena medida centrado en la inestabilidad de la política nacional y en un balance de su gestión, otra parte la destinó a desgranar los proyectos que quedan por delante en la recta final de la legislatura, marcados todos ellos por un fuerte componente social. El plan estrella fue la implantación, a partir ya del primer trimestre del próximo año, de la gratuidad de las guarderías para las familias a partir del segundo hijo. Se trata de una de las doce medidas diseñadas para paliar el declive demográfico.

Según la Xunta, se trata de un servicio pionero en España pues la gratuidad será tanto para las plazas públicas como las privadas de las escuelas infantiles -de 0 a 3 años-. Las familias no tendrán que pagar nada y será una prestación de carácter universal. Y la intención es extender esta gratuidad a todas las familias, ya desde el primer hijo, pero para ello la Xunta reclamará la colaboración del Gobierno central para cofinanciar la medida.

"Nadie va a tener hijos porque lo pida su gobierno, ni evidentemente un gobierno puede obligar a nadie a tener hijos. Pero en la Xunta tenemos la determinación de que, en lo que de nosotros dependa, todo sean facilidades para aquellos que escojan libremente dar el paso de formar una familia o ampliarla", aseguró el presidente.

También se ampliarán las prestaciones de la Tarxeta Benvida. Las familias que reciban esta ayuda por el nacimiento de un bebé -que es 1.200 euros anuales durante tres años- y tengan un tercer hijo percibirán 2.400 euros anuales desde que nazca hasta que cumpla los tres años, sin importar, como es ahora, el nivel de renta del hogar. Además, se incrementará también en un 25% para todas las familias que vivan en los ayuntamientos de menos de 5.000 habitantes, que recibirán 1.500 euros por el primer y segundo hijo; y 3.000 euros por el tercero.

El Gobierno gallego también irá anticipando otras medidas mientras no se apruebe la Ley de Impulso Demográfico -en proceso de elaboración-, como subvencionar a los concellos para abrir un centro de conciliación, aportar fondos para que las empresas contraten personal y creen casas nido para favorecer la conciliación de sus trabajadores, bonificar los peajes autonómicos para las familias numerosas, obligar a nuevos establecimientos como hoteles o centros comerciales a contar con cambiadores accesibles para madres y padres o lanzar una nueva Caixa Benvida más completa y con artículos más útiles.

"Galicia será la comunidad de referencia en conciliación de la vida personal, laboral y familiar", destacó.

En el plano puramente fiscal, Feijóo avanzó que la Xunta dará "un paso más" y planteará un nuevo paquete de rebajas en el rural tanto en los tributos que dependen de Galicia, como solicitando al Gobierno central que haga lo propio en los impuestos estatales. Aunque no dio demasiados detalles, indicó que aspira a incentivar los arrendamientos pactados a través del Banco de Terras, la movilización de parcelas que se integran en un polígono agroforestal, o la participación de proyectos de inversores en el rural o el uso de instrumentos de gestión conjunta de la tierra.

"Es decir, la mayor rebaja para agricultores, ganaderos y silvicultores hecha nunca y que convierta a Galicia en una referencia en la dinamización fiscal del rural", proclamó Feijóo, consciente de que las elecciones autonómicas se celebrarán el próximo año.

Compartir el artículo

stats