Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Otras elecciones, mismas caras

PSOE y Galicia en Común no tocarán sus listas, mientras que el PPdeG, de hacerlo, solo sería un "pequeño ajuste"

Más Galicia, menos PP  |  El Partido Popular de Galicia ha renovado su imagen corporativa. El nuevo logotipo reduce el tamaño de sus siglas al mínimo y da todo el protagonismo al nombre "Galicia". La apariencia recuerda a la imagen del PP nacional, pero sustituye "Populares" por "Galicia". Preguntado si la marca PP ya no vende, el secretario xeral gallego, Miguel Tellado, lo negó, aunque admitió que el logotipo refleja la postura de la formación autonómica: "primero Galicia y las siglas, después".

Más Galicia, menos PP | El Partido Popular de Galicia ha renovado su imagen corporativa. El nuevo logotipo reduce el tamaño de sus siglas al mínimo y da todo el protagonismo al nombre "Galicia". La apariencia recuerda a la imagen del PP nacional, pero sustituye "Populares" por "Galicia". Preguntado si la marca PP ya no vende, el secretario xeral gallego, Miguel Tellado, lo negó, aunque admitió que el logotipo refleja la postura de la formación autonómica: "primero Galicia y las siglas, después".

Con todo despejado para afrontar unas nuevas elecciones generales el 10 de noviembre, no hay que echar demasiado combustible a la maquinaria de los partidos para preparar el nuevo asalto a las urnas porque vienen de otros comicios hace tan solo cinco meses. Están aún muy recientes para cambiar los discursos y los programas. Y lo mismo sucederá con sus candidatos. El propósito es repetir con las mismas caras con las que se presentaron en abril, salvo, quizás, algún cambio puntual.

El PSdeG lo tiene muy claro. Va a mantener sin modificación alguna los mismos nombres con los que acudieron a las anteriores elecciones, según confirmaron ayer fuentes de la ejecutiva autonómica. Pero no se trata de una decisión tomada en Galicia, sino que es una consigna general para toda España, donde los cambios estarían, en todo caso, forzados por las consecuencias de las elecciones autonómicas que se celebraron un mes después con sus consiguientes nombramientos de altos cargos.

En el caso gallego, las elecciones de abril fueron las primeras en que los socialistas ganaron al PP en las urnas. Obtuvieron diez escaños, con Olga Alonso (Pontevedra), Marina Ortega (Ourense), Pilar Cancela (A Coruña) y Ana Prieto (Lugo) como cabezas de lista tras acometer una profunda remodelación en la configuración de las listas. Este éxito es una razón más para que el PSdeG no se plantee cambio alguno.

Las candidaturas del PP serán también de continuidad, pero más flexibles, ya que se podría producir algún retoque puntual. "Desde luego, de ninguna manera va a haber una revolución. Si acaso, algún ajuste, pero aún es prematuro para valorarlo", sostienen fuentes de la formación popular.

De momento, el PPdeG esperará a la reunión del comité ejecutivo nacional del lunes para conocer la hoja de ruta y saber a qué atenerse. "Lo normal sería repetir los mismos cabezas de lista", añaden las mismas fuentes. En abril, la de Pontevedra la lideró Ana Pastor, mientras que Ana Vázquez Blanco lo hizo por Ourense, Jaime de Olano por Lugo y Marta González por A Coruña. En total sacaron nueve escaños en el Congreso.

En todo caso, el PPdeG no hará ningún acto grandilocuente para presentar a sus candidatos por entender que son una repetición de los comicios y prácticamente, si no todas, repetirán casi todas las caras.

Galicia en Común presentará las mismas candidaturas con las que acudieron en abril y que le dieron dos escaños, Antón Gómez-Reino por A Coruña y Yolanda Díaz por Pontevedra. Aunque se sumara ahora Anova a la coalición, no habrá cambios en las listas. Serán las mismas, al menos en puestos de salida, que en los anteriores comicios. Si acaso, y Anova decidiera incorporarse -lo debatirá el próximo día 28-, incorporaría a alguno de sus miembros en las listas pero solo para dar visibilidad a esta formación dentro de la confluencia de izquierdas.

En Ciudadanos, el proceso de elección depende exclusivamente de la dirección nacional, que mueve las fichas a su antojo y según su criterio sin dar explicaciones a las organizaciones territoriales. En abril salieron elegidas diputadas Beatriz Pino por Pontevedra y Marta Rivera por A Coruña.

Por el BNG, que no obtuvo representación en Madrid, es posible que se introduzca algún cambio en los cabezas de lista. Tanto por razones personal como de índole política por los resultados cosechados en las pasadas elecciones.

Y En Marea, el partido de Luís Villares, decide hoy si se presenta de nuevo tras el batacazo de abril.

Compartir el artículo

stats