20 de abril de 2018
20.04.2018

Las carreteras gallegas suman ya sesenta radares fijos tras instalar cuatro más

Los nuevos dispositivos están pendientes de que Tráfico los active - Se encuentran en la N-541 en O Carballiño, la autovía de Lalín-Ourense y los corredores de Noia y Lugo

20.04.2018 | 02:54
Un radar en la N-525 en Ourense. // Jesús Regal

Pisar más de la cuenta el acelerador. Ocho de cada diez infracciones interceptadas en las carreteras gallegas son por exceso de velocidad, con una media de 1.100 detectadas cada día por los radares fijos y móviles. En plena campaña de control de velocidad, que arrancó el lunes y se prolongará hasta el domingo, la DGT ha instalado cuatro nuevos cinemómetros fijos en la red viaria gallega -dos en la provincia de Ourense, uno en la de A Coruña y otro en la de Lugo-, lo que eleva a 60 las cabinas instaladas en la comunidad. Pero todavía no están operativos ya que están pendientes de la tramitación correspondiente para que empiecen a disparar los flashes a los conductores que sobrepasen la limitación. El calendario para su puesta en funcionamiento todavía no está cerrado ya que depende de cómo avancen las gestiones para activarlos, según detallaron ayer desde la Jefatura de Tráfico de A Coruña, que coordina los centros de Galicia.

Estos cuatro nuevos dispositivos de control de velocidad se suman al que ya entró en funcionamiento en el arranque de Semana Santa en la Transcantábrica (A-8). En este caso se trata de un cinemómetro de tramo, entre los puntos kilométricos 545,6 y 550,2, en sentido Vilalba, donde la limitación está a 100 kilómetros por hora. Con este último ya son siete los radares de tramo activos: cuatro en de A Coruña, dos en Lugo y otro en Ourense.

Esas tres provincias acogen también los nuevos radares. En el caso de Ourense, Tráfico instaló dos dispositivos más, lo que eleva a 13 los repartidos en esta provincia. Uno de los nuevos aparatos está la N-541, a la altura de Godás (O Carballiño) en dirección Pontevedra. Los vecinos de la zona llevan ya más de diez años reclamando un refuerzo de las medidas de seguridad para evitar los excesos de velocidad que hacen prácticamente imposible cruzar la vía y que han provocado varios accidentes. El otro punto elegido es la AG-53, la autovía que conecta Lalín y Ourense, en el punto kilométrico 72, antes de la salida de O Carballiño.

En A Coruña, el corredor de Noia-Brión ya dispone de un aparato de control de velocidad. A Coruña suma así 19 radares fijos, siendo el territorio con más de ellos en Galicia. En Lugo, el nuevo medidor de velocidad estará en el corredor, a la altura de Oural y sumará el número 13 en la provincia.

Top de multas

Los aparatos de control de velocidad en Galicia están entre los que más flashes disparan de todo el país. De los 100 cinemómetros que más denuncias por velocidad detectan en España, una veintena están en las carreteras gallegas. Entre ellos el ubicado en O Marquiño, cerca de Santiago, en la N-634, en un tramo limitado a 50 km/h, y el situado en Mos (Pontevedra), en la autovía A-55, limitado a 60 km/h.

Cada año, más de dos millones de conductores son interceptados en España por velocidad excesiva. En Galicia, la media diaria es de 1.100 denuncias.

A las 60 cabinas de radares fijos que ahora hay instaladas en Galicia y los siete aparatos de tramo, hay que añadir los 132 puntos de control con dispositivos móviles: 32 en A Coruña, 39 en Lugo, 31 en Ourense y 30 en Pontevedra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendario laboral y escolar 2017/2018

Calendario laboral 2018 en Galicia

Calendario Laboral 2018 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2017/2018 .

 

 
Lo último Lo más leído

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia


Enlaces recomendados: Premios Cine