Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Retrato, leyenda y enigma de Pedro Madruga

Pedro Álvarez de Sotomayor es uno de los más apasionantes personajes de Medievo gallego

¿Pedro Madruga, Cristóbal Colón o un navegante anónimo?

Es más que probable que a la legendaria vida de Pedro González de Sotomayor (Pontevedra, c. 1430-Alba de Tormes, 16 de octubre de 1846 (?)) no le hiciese falta la polémica identitaria de la que hoy es objeto, según la cual se trataba del mismísimo Cristóbal Colón, una teoría que comenzó a manejarse entre finales del siglo XVIII y principios del XX, cuando el historiador pontevedrés Celso García de la Riega llegó a la conclusión de que el descubridor de América había nacido en Poio. Existe un retrato de un navegante anónimo en Tui, reproducido en esta página, que suscita pasiones: unos creen que se trata de Pedro Madruga (sería el único de él que se conserva) y otros de Colón (su parecido con otros retratos es bastante razonable).

Hijo bastardo de los Sotomayor, el linaje más poderoso de la Galicia de la época, Pedro Madruga (así apodado por su costumbre de combatir de madrugada) se erigió en la cabeza visible de su familia tras el fallecimiento de su hermanastro Álvaro Páez. Alcanzó la gloria durante las guerras irmandiñas, poniéndose al frente de la nobleza gallega que, apoyada por el rey Alfonso V de Portugal, reconquistó las propiedades tomadas por el campesinado. Su declive se produjo entre 1476 y 1479, durante la Guerra de Sucesión al trono de Castilla, al posicionarse en el bando de Juana la Beltraneja (esposa del citado Alfonso V), contra su rival Isabel y su consorte Fernando II de Aragón, futuros Reyes Católicos. Derrotado y tras sufrir cautiveiro, don Pedro intentó preservar sus propiedades de las intenciones de los nuevos monarcas victoriosos, que finalmente le llevaron a la ruina y al exilio en el país vecino.

El 10 de enero de 1486 dicta testamento y, acto seguido, se encamina a las Cortes de Castilla con el objeto de pedir perdón a Isabel y Fernando. Durante el trayecto, se detiene en Alba de Tormes para entrevistarse con su amigo García Álvarez de Toledo, Duque de Alba, pero en esa ciudad encuentra la muerte de manera más que sospechosa, probablemente asesinado, sí, pero ¿y si fuese desaparecido?

Continuador de las tesis de Celso García de la Riega, en 1977 Alfonso Philippot Abeledo, basándose en un supuesto paralelismo entre las vidas de ambos, dio a conocer una tesis según la cual Cristóbal Colón y Pedro Madruga eran la misma persona. La hipótesis, que todavía hogaño es objeto de controversia, encuentra su principal objeción en el testamento del propio hijo de Pedro Madruga, Álvaro, redactado en 1491, en donde se cita que "los huesos de mis padres (...) los traigan y entierren dentro de la capilla que el S. Obispo D. Juan fizo en la Iglesia Catedral de Tuy". Por la fecha del documento se deduce, así pues, que el año en que Cristóbal Colón realizó su primer viaje a las "Indias orientales", Pedro Álvarez de Sotomayor llevaba, cuando poco, un año muerto.

Compartir el artículo

stats