15 de marzo de 2020
15.03.2020
Crisis del coronavirus

Interior aísla las cárceles prohibiendo permisos y comunicaciones

Grande-Marlaska anuncia que en compensación se potenciarán los contactos telefónicos

15.03.2020 | 22:50
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha anunciado este domingo que ha dictado una orden en el marco del estado de alarma por el coronavirus para que Instituciones Penitenciarias aísle todas las cárceles españolas prohibiendo los permisos de salida y también las comunicaciones, aunque en compensación se potenciarán las telefónicas.

Así lo ha explicado Grande-Marlaska en una comparecencia con los otros ministros al frente de la crisis sanitaria por el coronavirus al término del primer día con la declaración de estado de alarma por el que, "sin incidencias reseñables", se ha limitado los movimientos de los ciudadanos, asumiendo además la coordinación de las administraciones autonómicas y locales.

Instituciones Penitenciarias ha registrado, según un portavoz del organismo, cinco positivos en Covid-19, cuatro de ellos entre trabajadores, a los que Marlaska ha agradecido su dedicación. Son un empleado de la entidad de trabajo penitenciario y tres trabajadores de los centros Madrid VI, Madrid IV y Melilla, así como un interno de la cárcel de Álava.

En el marco de las prisiones, Interior ya había restringido las comunicaciones en todos los centros para que se realizaran por locutorio, obligando también a controles sanitarios a la vuelta de prisión tras permisos.

Se mantienen con límites los 100.2

Según ha aclarado Prisiones, "los internos clasificados en tercer grado o que tengan aplicado el régimen de flexibilidad podrán salir exclusivamente para realizar las actividades relacionadas en el artículo 7 del Real Decreto", que es el que regula los supuestos para poder saltarse la limitación de la libertad de circulación de las personas en todo el país, entre ellos para ir y volver al puesto de trabajo.

Una vez estos internos regresen a dichos establecimientos penitenciarios se adoptarán con ellos los protocolos sanitarios establecidos. El principio de flexibilidad se aplica vía artículo 100.2 a, entre otros, los líderes del 1-O condenados por el Tribunal Supremo.

Desde la aprobación de la orden se suspenden todo tipo de permisos ordinarios y de salidas, aunque los centros penitenciarios ampliarán el número de llamadas que los internos tienen autorizadas con familiares y abogados. En el caso del 100.2 sólo se permite para los internos que se hallen destinados en centros de inserción social, secciones abiertas o centros ordinarios.

"Podrán salir para la realización de las actividades expresamente relacionadas con el artículo 7 del decreto de estado de alarma, adoptándose los protocolos establecidos cuando regresen al centro penitenciario. En todo caso, en cualquier desplazamiento deberán respetarse las recomendaciones y obligaciones dictadas por las autoridades sanitarias", según recoge la orden.

Al margen del 100.2, "se suspenden todas las comunicaciones ordinarias, dada la limitación de la libertad de circulación que tienen las familias y amigos que visitan a los internos", ha explicado Prisiones en un comunicado. Asimismo, se suspenden todas las salidas de permiso, programadas y cualquier otra salida, "salvo por causas de fuerza mayor o situación de necesidad".

Grande-Marlaska ha aprovechado su intervención para agradecer la colaboración ciudadana y también de la población reclusa y de los funcionarios de prisiones, que están mostrando "una sensibilidad máxima". El ministro ha dicho que no hay "incidentes reseñables" en las prisiones y que "la prioridad es proteger la salud de los internos y los trabajadores".

Estas medidas entrarán en vigor a partir de la publicación de la Orden del ministro del Interior y mantendrán su eficacia durante la vigencia del estado de alarma.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook