23 de mayo de 2018
23.05.2018
Detención de Zaplana

La compra de un piso de lujo sin préstamo en Chamberí precipitó la operación contra Zaplana

Agentes de la UCO trasladan al exministro a Madrid para realizar registros en su despacho

24.05.2018 | 15:44
Zaplana fue trasladado a Benidorm por la Guardia Civil.

Tras dos años y medio de investigación en el más absoluto secreto, la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil culminó este martes la "Operación Erial" que acabó con la detención del expresidente de la Generalitat, Eduardo Zaplana (1995-2002), y su círculo de confianza más cercano, además de los empresarios Vicente y José Cotino Escrivà. La operación ordenada por el Juzgado de Instrucción 8 de Valencia y la Fiscalía Anticorrupción se salda, por ahora, con siete detenidos y tres investigados no arrestados, además de 22 registros en viviendas, empresas y la Conselleria de Economía.

Para hoy, la Guardia Civil aún tiene pendientes varias actuaciones en despachos y domicilios de los arrestados, que esta noche han permanecido en dependencias de la Comandancia de Patraix, en Valencia. Desde allí, en torno a las 9.30 horas, ha salido el expresidente de la Generalitat a bordo de un coche con destino a Madrid. Los agentes tienen previsto registrar las propiedades del exministro en la capital española, sobre todo en su domicilio y en su oficina.

Por su parte, Vicente Cotino también ha salido esta mañana de la Comandancia de la Guardia Civil de Patraix poco antes de las 9.00 horas. El empresario también ha abandonado las instalaciones a bordo de un vehículo y escoltado por agentes del Instituto Armado. A esa hora más o menos también ha salido caminando de la Comandancia Rosa Barceló, la esposa de Eduardo Zaplana, también imputada en la causa.

Los investigadores sospechan que Zaplana, que esta mañana ha sido trasladado por la Guardia Civil a Madrid para registrar las propiedades que el exministro tiene en la capital española, orquestó una perfecta maquinaria engrasada para el cobro de comisiones en, al menos, dos adjudicaciones multimillonarias de la Generalitat en los años 90 y 2000: las inspecciones técnicas de vehículos (ITV) adjudicadas en el año 1997 bajo la tutela directa del jefe de gabinete de Zaplana, Juan Francisco García; y el Plan eólico valenciano, convocado en 2001 y adjudicado a partir de 2002 en varias fases.

Así era la estructura de comisiones y millones ocultos de Zaplana. Agencia Atlas

La investigación abierta en 2015 tira del hilo para comprobar que el exministro pudo haber obtenido «cantidades millonarias» de comisiones que durante años habrían estado a buen recaudo en diversos paraísos fiscales, que algunas fuentes ubican en Uruguay, Panamá y posiblemente Luxemburgo.

La operación se desencadenó tras la supuesta repatriación de parte de ese dinero oculto en paraísos fiscales. Y después de la compra de un piso, en marzo pasado, en el distrito madrileño de Chamberí, por un valor estimado de dos millones y sin préstamo hipotecario.

Precisamente el blanqueo de capitales, (con una prescripción de quince años para los cargos públicos o agentes de la autoridad) es lo que permite a los investigadores indagar sobre el resto de delitos que, debido al tiempo transcurrido, ya habrían prescrito. Aunque éste será con toda seguridad uno de los elementos de batalla de las defensas en la nueva instrucción por corrupción que investigan los juzgados valencianos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook