12 de diciembre de 2014
12.12.2014
Zaragoza

Paralizan el desahucio de una víctima de violencia de género

Su marido, sobre el que pesa una orden de alejamiento, es quien había presentado la denuncia

12.12.2014 | 15:52
Paralizado el desahucio a una mujer víctima de malos tratos
Play
Paralizan el desahucio de una víctima de violencia de género

El desahucio de una mujer víctima de violencia de machista previsto en Tarazona (Zaragoza), tras presentar una denuncia su marido sobre el que pesa una orden de alejamiento, ha sido suspendido por la comisión judicial que debía llevarlo a cabo ante la presencia de decenas de personas.

La mujer, que reside en la vivienda con su hija de ocho años, iba a ser desalojada hoy a las 12.30 horas por orden judicial al presentar su marido, quien tiene una orden de alejamiento de 200 metros, una reclamación de desahucio por ocupación ilegal de la casa.

Fernando Escribano, de Stop Desahucios de Tarazona, ha dicho a Efe que se ha producido "una pequeña victoria temporal" y que la comisión judicial ha renunciado al desalojo al considerar que no tenían dotación policial suficiente ante la presencia de casi un centenar de personas ante la puerta de la vivienda.

Rogia, una mujer de origen sudanés, igual que su marido, ha recibido la notificación de la suspensión con gran emoción, según ha destacado Escribano.

Este caso ha generado una gran espectación en la localidad y en la vivienda, un bajo situado en el número 6 del Grupo de Viviendas Inmaculada, se han concentrado numeros medios de comunicación, ante los que los representantes de la plataforma Stop Desahucios han lamentado que desde hacía dos meses han intentado sin éxito buscar una salida para esta situación.

Rogia ha estado hasta el último momento, con el apoyo de la plataforma, viendo la forma de que se paralizara el desahucio en el juzgado, que ahora, tras esta suspensión, deberá fijar una nueva fecha.

En este caso se puede producir una singular situación, ya que la mujer, contra la que presentó su marido la reclamación de desalojo el pasado verano cuando ella se encontraba en Sudán para traer a su hija a España, donde nació, podría ser desahuciada y en unos dos meses volver a ocupar legalmente la vivienda.

Según los representantes de Stop Desahucios, el próximo mes de febrero está previsto que se celebre el juicio por el proceso de divorcio que lleva a cabo el matrimonio y, según han remarcado, lo normal es que la justicia le reconozca la residencia en la vivienda que compartían ambos con su hija.

"Esto es lo que suele pasar" en este tipo de asuntos, han indicado desde la plataforma, tras recordar que el juzgado que firmó el desahucio es el mismo que decretó la orden de alejamiento que pesa sobre el hombre por un presunto caso de violencia de género.

"Es un caso atípico", ha señalado a Efe Escribano, quien ha explicado que el marido presentó una denuncia "de desahucio en precario", como si la mujer fuera una "okupa".

Este representante de la plataforma ha indicado que lo que piden es que cualquier decisión se aplace hasta febrero del año próximo, cuando se firme el divorcio, un proceso judicial en el que cuando hay niños menores de edad, ha añadido, la custodia de ellos suele darse a la madre al igual que la residencia en la vivienda familiar.

El Ayuntamiento de Tarazona había habilitado un piso para que "no quedaran en la calle" esta mujer y su hija en el caso de que se hubiese ejecutado el desalojo, han indicado a Efe fuentes del consistorio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook