Elecciones 18-F | Encuesta Gesop para Prensa Ibérica Galicia

El PP celebra “estar en camino” de retener la Xunta y la izquierda destaca que hay opción de cambio

Prado alerta de que “la mejor encuesta es el domingo”

Pontón pide concentrar el voto en el BNG y Besteiro augura “sorpresas”

Urnas en un colegioelectoral situado en Vigo.

Urnas en un colegioelectoral situado en Vigo. / M. CANOSA

Daniel Domínguez

Daniel Domínguez

Los partidos gallegos encaran la última semana de campaña aferrados a las diferentes interpretaciones que realizan de las encuestas y coinciden en apelar a la necesidad de que nadie se confíe y de acudir a las urnas el próximo domingo, día en que Galicia celebra sus comicios autonómicos. El PP, que afronta la cita con Alfonso Rueda como candidato por primera vez tras heredar la Presidencia de la Xunta y el timón del partido hace casi dos años de la mano de Alberto Núñez Feijóo, celebra que los sondeos pronostiquen su mayoría absoluta, mientras que BNG, PSdeG y Sumar se agarran a la tendencia descendente de los populares, lo que, en su opinión, les permite afrontar estos últimos días con opciones de que se produzca un cambio tras 15 años de gobiernos autonómicos en manos del PP.

La encuesta de Gesop para Prensa Ibérica Galicia prevé que Rueda conserve la mayoría absoluta del PP, pero con un descenso que podría dejarlo en entre 39 y 38 escaños respecto a los 42 actuales de un Parlamento con 75 representantes, por lo que la mayoría absoluta se sitúa precisamente en 38, la horquilla más baja que le ofrece el sondeo. El BNG, por su parte, rompería su récord de 19 actas logrado hace cuatro años y oscilaría entre las 24 y los 26, por lo que podría superar incluso las 25 del socialista Emilio Pérez Touriño en 2005 y acercarse al récord de la izquierda, las 28 de González Laxe (PSdeG).

Los socialistas, sin embargo, se antojan parte de los damnificados la noche electoral, pues el sondeo elaborado para FARO pronostica que logren entre 11 y 12 diputados, su peor resultado histórico, que son los 14 actuales. Ni Sumar, ni Podemos, ni Democracia Ourensana, ni Vox obtendrían representación.

El PP destacó ayer que los sondeos coincidan en que mantenga la mayoría absoluta. Su secretaria xeral y directora de campaña, Paula Prado, reaccionó aplaudiendo ese posible resultado. “La mayoría de gallegos estamos de acuerdo en que la Galicia que ya funciona siga funcionando. No queremos que se reparta entre varios partidos y menos aún que caiga en manos de un independentismo que esconde en su programa cuestiones como la educación pública en una sola lengua”, expresó.

También se refirió al que sería gran vencedor si el PP retiene la mayoría absoluta, que sería su jefe de filas, que lograría mantener la Xunta en su primera cita como candidato. “Alfonso Rueda está en el camino de su primera mayoría absoluta, apoyado en la estabilidad y la experiencia del PP y frente a un multipartito dividido y enfrentado”, añadió antes de advertir a su electorado de que “no se confíen y acudan a votar”. “La mejor encuesta es la del próximo domingo”, finalizó.

La izquierda, por su parte, celebra que existan posibilidades de cambio a una semana de los comicios. Ana Pontón, portavoz nacional y candidata del BNG, afronta la cita disparada en los sondeos tras liderar la oposición cuatro años. “Las encuestas dicen que el escenario está abierto y depende de que todas las personas indecisas, pues hay un 20% de gente que no sabe qué hará, cojan la papeleta del BNG. Si todos los que quieren cambio, unen su voto en el Bloque, el 18-F el PP pasa a la oposición y tendremos una presidenta que trabajará para darle un futuro mejor a los gallegos”, argumentó ayer ante los medios.

“Un puñado de votos puede decidir que Galicia tenga un presidente apellidado Rueda o una presidenta apellidada Pontón”

De hecho, la nacionalista recordó los vaticinios del 23-J, que en su casi totalidad pronosticaban una mayoría suficiente para gobernar de PP y Vox, que finalmente no se concretó, si bien por escaso margen. “En las pasadas generales, muchas encuestas decían que el señor Feijóo iba a estar sentado en Moncloa y ahora está en la oposición. Hay partido”, proclamó. Y el resultado depende, añadió, de que “ningún voto que quiere cambio quede en casa” y que se concentre en el BNG. “Un puñado de votos puede decidir que Galicia tenga un presidente apellidado Rueda o una presidenta apellidada Pontón”, concluyó.

Por su parte, el socialista José Ramón Gómez Besteiro no se refirió explícitamente a los sondeos en Ferrol, pero auguró que el domingo “habrá sorpresa” con los resultados porque la campaña “se está calentando”, informa Efe.

Finalmente, Marta Lois, candidata de Sumar, apeló al carácter decisivo de su formación, que no entraría en el Parlamento según el sondeo de Gesop. “Está claro que para que haya un cambio político hay dos escaños, uno por A Coruña y otro por Pontevedra, que si son para Sumar el PP perdería la mayoría absoluta”, resumió sobre la situación actual.