Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Madrid propone usar fondos europeos para rebajar el gasóleo pesquero en 40 céntimos

Pretende modificar el reglamento del programa Fempa y “compensar” el incremento de los costes | La medida tendría un coste de unos 100 millones si se extiende hasta julio

Flota de bajura, amarrada en O Grove. | // IÑAKI ABELLA

“El Fondo Europeo Marítimo, de Pesca y de Acuicultura (Fempa) debe poder apoyar la compensación a los operadores del sector pesquero y del sector de la acuicultura en caso de acontecimientos excepcionales que causen una perturbación importante de los mercados”. Así reza, literalmente, el reglamento de un programa que ha asignado a España 1.120 millones de euros hasta 2027. En el artículo 26 (capítulo tercero), estipula que, si concurren esos “acontecimientos excepcionales”, el Fempa podría actuar de una manera disruptiva: con “compensaciones a los operadores del sector pesquero y del sector de la acuicultura por lucro cesante o costes adicionales”. Esto es a lo que se agarra el Gobierno de España para que Bruselas permita una respuesta comunitaria al incremento de los precios del combustible pesquero, que se ha duplicado en escasas cuatro semanas. Y así lo defendió ayer el ministro de Pesca, Luis Planas, en el Consejo celebrado en Bruselas. En definitiva, que se puedan usar fondos del Fempa para dar ayudas a las armadoras y que hagan frente al sobrecoste desatado tras la invasión de Ucrania. Teniendo en cuenta que el litro de diésel cerró febrero en 0,6 euros de media en el poste marítimo de Vigo, y que ahora cotiza a 1,016 euros, sería un subsidio de unos 40 céntimos por litro.

De prosperar esta iniciativa, el importe sería superior al desplegado por Francia, que ha decidido bonificar al sector pesquero con ayudas de 35 céntimos por litro. En todo caso, El Elíseo se adelantó a Madrid, que no ha puesto una alternativa sobre la mesa en caso de que Bruselas se niegue a validarla. Para Francia, eso sí, es importante que exista un marco europeo, que le permitiría diluir cualquier riesgo de que las ayudas que acaba de aprobar puedan ser declaradas, como le sucedió en 2008, como incompatibles y sujetas a devolución.

“El gasto en energía y materias primas ya era importante en el sector de la pesca, equivalente al 25% de los gastos de explotación, pero ahora se eleva al 50%. No se puede asumir la producción a pérdidas”, enfatizó Planas. Su intervención, que no figuraba en el orden del día –contó con el respaldo de otros doce Estados miembros–, fue aplaudida a continuación por los representantes de Portugal, Irlanda e incluso la frugal Finlandia. “La fórmula más eficaz para dotar al sector del apoyo necesario para que pueda desarrollar su actividad es utilizar fondos comunitarios. Solicito al comisario que facilite mecanismos para poder actuar, evitar la paralización de la flota y problemas de desabastecimiento”.

Luis Planas se reunirá este miércoles con la representación del sector pesquero español, que espera medidas concretas y urgentes para hacer frente al incremento de precios del combustible. Hasta entonces, la Federación Nacional de Cofradías de Pescadoras (agrupa a 200 pósitos) no levantará el amarre.

Compartir el artículo

stats