Trabajadores del sector del automóvil se manifestaron ayer ante el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo para que actúe con firmeza ante los cambios que afectan a la cadena de la movilidad. En concentración convocada por CC OO se reclamaron mecanismos que permitan activar expedientes temporales de regulación de empleo (ERTE) y otras medidas a las empresas que se comprometan a mantener todos los puestos de trabajo, mientras dure lo que se conoce como “la tormenta perfecta del auto”. Se necesitan medidas de impacto a través del diálogo social y soluciones a corto plazo”, aseguró el responsable de Política Industrial del sindicato, Gerardo Cortijo, en declaraciones recogidas por Europa Press.

Fuentes del Ministerio defendieron que el sector del automóvil es “prioritario” para el Gobierno y recuerdan que se está impulsando el Perte del vehículo eléctrico y conectado dotado con 2.975 millones de euros. España participa en el iniciativa europea IPCEI (Proyectos Importantes de Interés Común Europeo) de microelectrónica, donde el Gobierno presentará ocho proyectos por valor de 742 millones de euros y al menos dos están directamente vinculados a automoción. La ministra Reyes Maroto adelantó ayer que convocará en los próximos días una reunión con los principales representantes del sector de la automoción para abordar los “problemas que tiene a corto plazo”, pero también las “oportunidades” de cara al futuro.