Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las gasolinas agravan el coste energético en Galicia con precios inéditos desde 2014

Empleado de una gasolinera llena el depósito a un cliente

Empleado de una gasolinera llena el depósito a un cliente Marta G. Brea

Por lejos que parezca estos días, ha pasado poco más de un año desde la última vez que la cotización del gasóleo apenas pasaba del euro por litro. Para quien pudiese sacar el coche a las calles, claro. Un pastel inaccesible en pleno cerrojazo COVID: en abril de 2020 las estaciones de servicio distribuyeron en Galicia tanta gasolina 95 como la que consume la provincia de Pontevedra en tres semanas en un mes normal, sin pandemia.

Son los cuartos más caros de la España peninsular, a niveles de la puesta en marcha del mayor tramo del céntimo sanitario | Vigo, en el “top 5” de ciudades más prohibitivas

Un artículo que va camino ahora de categoría gourmet, porque los carburantes han pegado un salto abismal en las últimas semanas.

En comparación con la media del mes de abril, y según los datos oficiales del Ministerio para la Transición Ecológica, el litro de gasolina se ha encarecido siete céntimos en Galicia (hasta los 1,399 euros/litro de promedio); el diésel ha hecho lo propio en algo más de seis céntimos (1,267 euros/litro de media).

  • El veto a la movilidad desploma el consumo de combustibles en Galicia al mínimo en dos décadas

Es un rango que no se había registrado en la comunidad desde noviembre de 2014, ejercicio en el que la Xunta elevó el tramo autonómico del Impuesto sobre Ventas Minoristas de Determinados Hidrocarburos –el mal llamado céntimo sanitario– hasta los 4,8 céntimos litro que permitía la normativa fiscal. Es un peso más que hunde la balanza de los costes energéticos a una escala compleja de digerir para particulares y empresas, con el precio de la electricidad a niveles históricos.

Para Galicia, una doble penalización. Ahora todas las comunidades aplican el mismo gravamen a los carburantes, tras la que fue una de las últimas medidas de Cristóbal Montoro al frente de la cartera de Hacienda, que suprimió el céntimo sanitario y unificó las tasas. Con todo, las estaciones de servicio de la comunidad continúan en la franja más alta en cuanto a precios.

  • Las ventas de gasolina, a niveles de la “era peseta”
    El consumo de diésel no bajaba de las 90.000 toneladas al mes desde febrero de 2001

De acuerdo a los mismos registros del Gobierno, solo en Madrid, País Vasco y Asturias –de las regiones peninsulares– las gasolinas cotizaban este miércoles por encima de los valores gallegos. La media nacional se situó en los 1,377 euros por litro para la gasolina 95, por los 1,243 euros del gasóleo. El barril de Brent, el indicador de referencia para Europa del coste del petróleo, acariciaba los 75 dólares, a cierre de esta edición; en noviembre de 2014, cuando los precios de los carburantes en Galicia se pagaban a los precios actuales, era inferior (70,15 dólares, y bajando).

El caso Ourense

En el último Boletín de la Distribución de Carburantes en Estaciones de Servicio, que elabora la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), analiza la situación de Ourense. “Tradicionalmente ha venido ocupando para este carburante (gasóleo) posiciones altas en el ranking peninsular de precios de venta al público”, reza.

Aunque ayer promediaba los 1,27 euros, en municipios como Verín, San Cibrao das Viñas o Xinzo rozaba los 1,32 euros por litro. Por ejemplo, para un conductor que este miércoles hubiese llenado su depósito de 55 litros en a Gudiña, la factura habría ascendido a 71,445 euros; para el que hubiese optado por Otero de Bodas, a una hora en coche, el coste sería de 68,695 euros.

“Se observa que los precios de las independientes en Ourense –continúa Competencia–, aún siendo inferiores a los de los operadores, son significativamente superiores a los establecidos por esta tipología de estaciones de servicio”

decoration

Las diferencias son muy notorias en todo el territorio nacional, pese a estar ya unificadas las tasas impositivas (a excepción de Canarias). Llama la atención el caso de Vigo, por ejemplo.

Es la cuarta ciudad, de entre las 15 con más población de España, con los precios más elevados, tanto para diésel (1,29 euros de media) como para gasolina 95 (1,424 euros). Eso sí, hay estaciones de servicio viguesas en las que un litro de gasóleo alcanza los 1,32 euros; la mitad de las gasolineras que ayer habían actualizado sus datos en el portal del ministerio estaban en este rango de precios.

Compartir el artículo

stats