Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Inditex revoluciona el autoconsumo energético en la industria española

El grupo pide una concesión para instalar un parque eólico de 30 millones en el Puerto Exterior de A Coruña para abastecer al recinto y su sede

Entrada de la sede central de Inditex en Arteixo. // EP

Entrada de la sede central de Inditex en Arteixo. // EP

Hace casi dos décadas que Inditex es, además de un gigante de la moda, un pequeño operador de energía. La antigua Dirección Xeral de Industria, Enerxía e Minas de la Xunta autorizó el 26 de marzo de 2004 la colocación de los equipos electromecánicos del parque eólico singular bautizado con el propio nombre de la compañía, el proyecto de ejecución y su condición de instalación del régimen especial, donde se integraban las fuentes renovables hasta la reforma energética de 2013 que acabó con las primas al sector por su contribución a la lucha contra el cambio climático.

El aerogenerador instalado en el complejo industrial de Inditex en Arteixo. // Carlos Pardellas

El presupuesto ascendió a casi 86.900 euros. Constaba de un único aerogenerador de Gamesa con 0,85 megavatios (MW) de potencia, suficiente para producir 2.269 MWh al año y cubrir alrededor del 20% del consumo eléctrico de la sede central del grupo. Ahora, con la transición ecológica en plena efervescencia, el holding presidido por Pablo Isla aspira a alimentar todo su gasto energético de un cuartel general cada vez más grande. En una iniciativa sin precedentes en España para el autoconsumo industrial, Inditex solicitó ayer a la Autoridad Portuaria de A Coruña la concesión para levantar un parque en Punta Langosteira con una inversión de 30 millones de euros.

“El objetivo es que estos molinos eólicos generen energía sostenible para el autoconsumo colectivo de las instalaciones portuarias de Punta Langosteira y de la sede de Inditex en Arteixo”, apunta la compañía en la comunicación del proyecto. Tanto oficinas, como las fábricas y los centros de distribución. Serán tres aerogeneradores.

Como la eólica marina

Inditex no detalla las características técnicas, pero con el presupuesto previsto, muy probablemente se tratarían de molinos de una potencia cercana a los 10 MW, como los empleados en los parques eólicos en el mar. Su enorme tamaño es un hándicap para el transporte por carretera y por eso no se usan en tierra. Pero el emplazamiento elegido por el grupo fundado por Amancio Ortega, un puerto, permite el traslado por mar y el montaje in situ de este tipo de tecnología.

“El proyecto está en una primera fase”, explican fuentes de Inditex. Aunque reconocen que la solicitud de la concesión administrativa incluye “una previsión de potencia y generación”, la decisión final se ceñirá a “las condiciones y requerimientos técnicos” de la Autoridad Portuaria de A Coruña, en caso de que la apruebe. Los responsables del organismo prefieren no dar ningún detalle, ni siquiera de los plazos estimados para resolver la petición.

Pablo Isla, durante una presentación de resultados. // Víctor Echave

Inditex habla de estudio y tramitación “en los próximos meses”. Asumirá el 100% de la inversión, “así como su gestión y mantenimiento posteriores, que serán desempeñados desde el punto de vista operativo por una empresa especializada”. “Este planteamiento para el autoconsumo energético colectivo es único en España –señala la compañía– y está en línea con la aproximación pionera de la Autoridad Portuaria de A Coruña a la iniciativa Green Port, que promueve la sostenibilidad y autosuficiencia energética de los puertos españoles”.

Con ella, el Puerto herculino quiere convertirse en “catalizador de la innovación energética del sector industrial de su entorno, mediante el uso de energías renovables y con cero emisiones a la atmósfera” y crear “un polo industrial energético y marino” candidato a los fondos Next Generation de la UE.

Objetivos 2020

“El autoabastecimiento energético sostenible supone un paso más en el compromiso establecido por el presidente de Inditex, Pablo Isla, cuyo objetivo es la incorporación a todas sus operaciones de la energía más eficiente”, afirma Inditex, que recuerda que ya su meta para el actual ejercicio es que el 90% de la energía consumida en las sedes, centros logísticos y tiendas de todo el mundo proceda de fuentes limpias.

Ya el pasado año llegó al 80% en todos sus mercados y al 100% en el caso de España. El contador eléctrico del grupo alcanzó los 1,14 millones de MWh en 2019. Inditex dispone de tecnología de cogeneración que aprovechan los procesos en sus plantas industriales para generar energía, además de placas solares e instalaciones de geotermia.

Compartir el artículo

stats