Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Florentino traslada el 80% de su producción al norte luso y mantiene su nave de Lalín

Los departamentos de diseño y corte, la fabricación de mayor dificultad y el taller de arreglos continuarán en el Deza

Instalaciones de Florentino en el Polígono Lalín 2000.

Instalaciones de Florentino en el Polígono Lalín 2000. // Bernabé/Ana Agra

La nueva normalidad hará que la veterana firma lalinense Florentino traslade parte de su producción al país vecino. Tras el anuncio de la presentación de un ERE para medio centenar de sus 150 trabajadores, el propio diseñador Florentino Cacheda confirmaba ayer a esta Redacción que en torno al 80 por ciento de su producción se traslada al norte de Portugal. Cacheda quiere dejar claro que "no es un problema de salarios, sino de estructura" y que las instalaciones de la empresa en su tierra natal seguirán en ella. "Yo no me marcho de Lalín por principios", apostilla.

En este sentido, el empresario explica que en la capital dezana seguirán estando los departamentos de diseño y corte, la fabricación de mayor dificultad, y el taller de arreglos que dan trabajo a un centenar de personas aproximadamente. El diseñador de ropa masculina lamenta que la confección "no es negocio" y recuerda que la medida se debe de tomar atendiendo a los nuevos tiempos después de recordar que su fábrica llegó a estar preparada para confeccionar "mil doscientas prendas diarias", algo impensable en la actualidad dentro del sector.

Medidas estructurales

Otras de las medidas estructurales que adoptará la empresa textil de Florentino Cacheda tiene que ver con sus tiendas de venta al público. El diseñador también confirma que la situada en la calle Matemático Rodríguez de Lalín cerrará en breve sus puertas. La intención es que los empleados que trabajaban en ella sean recolocados en alguna de las otras dos que Florentino posee en la localidad o en la propia sede de la empresa.

Cabe recordar que tras el anuncio de la presentación del ERE, y conocerse el más que seguro cierre de locales, las centrales sindicales con representación en la empresa dezana ya habían barruntando la posibilidad de que la tienda de Matemático Rodríguez iba a ser una de las sacrificadas en el plan empresarial.

Al parecer, este establecimiento no estaba funcionando como en un primer momento se esperaba a pesar de su buena situación, siendo su balance inferior al de sus gemelas de otros puntos de Lalín.

El fundador de la firma insiste en subrayar que el objetivo es mantener su modelo productivo basado en la calidad e innovación de sus diseños, pero enfatiza en que eso es necesario afrontarlo con una reducción en su plantilla porque en caso contrario sería imposible económicamente su viabilidad. Cacheda también apela a su particular relación con todos y cada uno de sus trabajadores para reafirmar su intención de seguir en Lalín.

Al margen del personal de tiendas propias diseminadas por distintos puntos de la geografía gallega y española, el diseñador de moda masculina recuerda que el perfil del trabajador de la firma es el de una mujer muy próxima a la edad de jubilación que en muchos de los casos lleva entre 30 y 40 años en la empresa.

Compartir el artículo

stats