11 de marzo de 2020
11.03.2020
Faro de Vigo
Alerta sanitaria mundial y Reacciones y medidas

El Gobierno sufragará las bajas laborales por el coronavirus desde el primer día

Sánchez avanza un plan de choque con ayudas para pymes y reducciones de jornada para empleados con hijos - Bruselas activa un fondo de 25.000 millones para encarar el brote

11.03.2020 | 01:09
Visitantes y expositores en la pasada edición de la Seafood de Bruselas. // Diversified

El Gobierno español decidió ayer mejorar la protección de todos los trabajadores aislados y/o infectados por el coronavirus. En particular, el Consejo de Ministros, a propuesta del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, aprobó un real decreto-ley por el que, tanto las personas en aislamiento preventivo como quienes se han contagiado del virus se consideran en situación de Incapacidad Temporal asimilada a baja laboral por Accidente de Trabajo. Esto supone que pasarán a percibir desde el día siguiente al de la baja laboral, el 75% de la base reguladora, con cargo a la Administración. De otro modo, la prestación por enfermedad común solo hubiera garantizado a las personas afectadas por el virus una prestacion del 60% entre el día cuarto y el vigésimo de la baja, y del 75% a partir del día 21 en adelante.

Esta decisión es la antelasa del plan del plan de choque que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pretende pactar mañana con empresarios y sindicatos. Según precisó ayer, se aprobarán medidas "contundentes y meditadas" en cuatro grandes ámbitos: apoyar a las familias de trabajadores facilitando la reducción de jornadas y con ayudas para el cuidado de menores tras el cierre de centros educativos, medidas para garantizar el suministro y la producción de medicamentos y acceso al material sanitario, medidas de flexibilidad laboral para proteger los empleos y que las empresas no tengan que recurrir a despidos y recursos para facilitar liquidez a las pymes y que las "tensiones de liquidez temporal" no se vuelvan "problemas de solvencia".

Para ello, planteó procedimientos de flexibilidad laboral para que las empresas puedan hacer frente sin recurrir a los despidos mediante reducción de jornada o ajustes temporales. "Pondremos en marcha líneas de crédito y adoptaremos medidas para favorecer el cumplimiento de las obligaciones tributarias mediante aplazamientos y moratorias", explicó. Sánchez aseguró que el Gobierno no permitirá que "tensiones de liquidez temporal se vuelvan problemas de solvencia para las empresas".El jefe del Ejecutivo, que auguró que vendrán "semanas difíciles", agregó que habrá medidas específicas en el ámbito del turismo y el transporte, que son sectores "referentes" en el empleo.

En paralelo a la comparecencia de Sánchez la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, anunció la puesta en marcha un fondo que alcanzará los 25.000 millones de euros para afrontar el brote. Bruselas lanzará "pronto" una propuesta para liberar 7.500 millones de euros de este fondo con cargo al presupuesto de la UE, así como que se utilizará para apoyar a los sistemas sanitarios de los estados miembro, ayudar a las pymes más afectadas o actuar en el marcado laboral y asistir a los sectores más vulnerables. "Es el momento de actuar", zanjó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook