08 de junio de 2019
08.06.2019
ÚLTIMA HORA
La exhumación de Franco del Valle de los Caídos será este jueves

El Banco de España sube la previsión del PIB y empleo, pero insiste en el impacto del SMI

El organismo eleva dos décimas (2,4%) su pronóstico de crecimiento de la economía este año y la sitúa por encima del 2,2% fijado por el Gobierno

08.06.2019 | 01:44
El Banco de España sube la previsión del PIB y empleo, pero insiste en el impacto del SMI

El Banco de España ha elevado dos décimas, hasta el 2,4%, su estimación de crecimiento del PIB para este año, y mantiene en el 1,9% y el 1,7% sus previsiones para 2020 y 2021, respectivamente, según sus nuevas proyecciones económicas de la economía española, en las que destaca la "senda gradual de desaceleración" de la economía española en este periodo. La subida responde, según el organismo, a que la economía española creció en el primer trimestre un 0,7%, una décima más de lo estimado inicialmente, y para el segundo trimestre espera un incremento del 0,6%, también una décima superior a la proyección anterior. Esta nueva previsión supera en dos décimas a la del Gobierno, que prevé que el PIB crezca este año un 2,2%.

También revisa al alza su pronóstico de aumento del empleo, hasta el 2% este año, cuatro décimas más que la estimación de marzo, y deja en el 1,6% el crecimiento para 2020 y 2021. La tasa de paro cerrará 2019 en el 13,8%, una décima menos que la previsión anterior y llegará al 11,8% dentro de tres años.

A pesar de las mejoras, el Banco de España insiste en lo que el Gobierno calificó de "malos augurios" sobre la subida del salario mínimo (SMI) un 22,3%, hasta los 900 euros. "Terminará teniendo un impacto negativo en el empleo", reiteró ayer Óscar Arce, director general de Economía y Estadística del supervisor bancario, aunque esta vez matiza que hay un "elevado grado de incertidumbre" al respecto y que todavía es pronto para realizar un cálculo "riguroso". No lo habrá, dijo, hasta 2020, tras defender que no hay "metodologías cuantitativas" infalibles, "por muy sofisticadas" que sean. Es "una cuestión enormemente compleja" sobre la que no existen "precedentes históricos". "No tenemos una bola de cristal para medir el futuro", añadió Arce.

"No hemos variado sustancialmente nuestra visión del análisis que hicimos en febrero, pensamos que sigue siendo válido, lo actualizaremos con la muestra continúa de vidas laborales, pero seguimos pensando que la subida del SMI terminará teniendo un impacto negativo en el empleo", apuntó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook