05 de junio de 2019
05.06.2019

Santander rebaja en 249 los afectados por el ERE y mejora las indemnizaciones

El banco traslada a los sindicatos, que empiezan a ver avances, su intención de cubrir el 60% con los empleados de más de 52 años

05.06.2019 | 00:44

No es todavía todo a lo que aspiran, pero los sindicatos empiezan a hablar de acercamiento con la cúpula del Santander en la negociación del Expediente de Regulación de Empleo con el que el mayor banco de España quiere digerir la integración de la red del Popular-Pastor. En la cuarta reunión celebrada ayer, la entidad rebajó el número de afectados de 3.713 a 3.464. La reducción, según UGT, supone un primer paso pero no es "significativa" y CCOO habla de "algunos avances". Cualquier mejora en este sentido sería crucial para el personal en Galicia, una de las comunidades más afectadas por la reestructuración dada la enorme capilaridad del grupo, muy presente ya antes de adquirir el Popular, y la relevancia que el Pastor tenía aquí. De hecho, los planes iniciales pasaban por echar el cierre de un tercio de las oficinas (271) y el cese del 14% de los empleados (135).

El encuentro dejó también cambios en las condiciones de salida. A grandes rasgos, para las prejubilaciones de los mayores de 62 años, serían 20 días por año y un tope de 12 mensualidades en su indemnización, que pasa al 75% del salario pensionables y convenio especial hasta los 63 años para los de 58 a 61 años que, al menos, tengan una antigüedad de 15 años. La misma condición que se pone a los de entre 55 y 57 años, que accederían al 70% del sueldo. Los de 52 a 54 años tendrían un pago único del 60% con límite en 380.000 euros. La indemnización para los de menos de 51 años o con menos antigüedad sería de 40 días por año y un techo de 24 mensualidades en metálico.

Las primas por voluntariedad solo se contemplan para los trabajadores que no superen los 54 años y serían de 2.000 euros por cada trienio. También se está negociando una prima adicional en función de los años de prestación de servicios que iría de 4.000 euros a un máximo de 30.000. CCOO detalló ayer que el Santander tiene intención de cubrir el 60% del ERE con el tramo de 52 años en adelante y el resto con edades inferiores. No habrá movilidad entre islas y se establece un radio de 75 kilómetros para los posibles traslados de personal afectado por cierres de oficina.

CCOO exige de nuevo que se pongan sobre la mesa las mismas condiciones pactadas para el ERE de servicios centrales, lo que implica una mayor reducción de los afectados en el ERE y "llegar al 80% del salario pensionable para los tramos superiores". "Son condiciones necesarias -incide- para asegurar y garantizar las adscripciones voluntarias".

También UGT exige repetir las condiciones del ajuste anterior y una "considerable bajada" del ERE. El sindicato asegura que el único criterio posible es el de la voluntariedad. "Reclamamos a Santander unas condiciones dignas", insisten.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook