22 de mayo de 2019
22.05.2019

El consorcio liderado por Boeing para crear el "superdron" en Galicia invertirá 11 millones

► El polo de Rozas se convierte en una referencia en la búsqueda de soluciones para mejorar la seguridad de los aviones no tripulados

22.05.2019 | 00:58
Miembros del Consorcio Aeronáutico Gallego tras la asamblea de ayer en Asime. // José Lores

La auxiliar de enfermería Trina Glispy, de 44 años, llevaba ocho días esperando un hígado compatible para poder someterse a un transplante que le salvara la vida. Y lo recibió. Llegó a bordo de un dron. Ocurrió el pasado 19 de abril en el Centro Médico de la Universidad de Maryland, en EEUU, en el que ya es el primer vuelo exitoso de un avión no tripulado para el traslado de un órgano. Parece que solo la imaginación puede poner límites a los usos de los UAVs. Galicia es un ejemplo. De la apuesta de la Xunta por liderar la carrera en el sector desde el polo del aeródromo de Rozas (Lugo), están saliendo sistemas capaces de vigilar fuegos, rastrear desaparecidos, medir extensiones de tierras.... Pero sí hay límites, los que vienen de la seguridad. Que no son pocos. Por eso el nuevo proyecto que nace de la Civil UAVs Initiative busca precisamente eso, el "superdron" capaz de evitar problemas de pérdida de control, colapso en vuelo o choques. En él trabaja un consorcio liderado por el gigante de la aeronáutica Boeing junto con el gestor español de navegación aérea Enaire, el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (Inta) y las empresas Televés, Centum y Soticol, junto con la Xunta. La inversión alcanzará los 11 millones de euros, según adelantó ayer el presidente del Ejecutivo autonómico, Alberto Núñez Feijóo, en la presentación del proyecto, denominado Galician Skyway.

La propuesta del consorcio resultó adjudicataria en el marco de la iniciativa de compra pública precomercial que la Consellería de Economía e Industria lanzó para garantizar la seguridad aérea de los drones. Todo un reto, como destacó José Enrique Román, director de Boeing Research & Technology Europe, en un entorno cada vez más poblado y con más desplazamientos. Tanto él como el jefe del Ejecutivo autonómico recordaron que el desarrollo de la industria de los drones tiene todavía que vencer "contingencias" como la pérdida de los enlaces de comunicación, de señal, del impulso del motor o su incapacidad para detectar colisiones, entre otras.

El polo de Rozas es, según Román, uno de los "dos o tres mejores" recintos de su clase en Europa y adelantó su apuesta también por fomentar el interés por las carreras tecnológicas entre los jóvenes.

"Es un buen indicador que Boeing focalice en Galicia este proyecto -aplaudió Feijóo-. Estamos marcando un hito en la aviación del futuro". El presidente de la Xunta confesó que tiene "muchas expectativas" puestas en el proyecto para consolidar el polo, que sumará 58 nuevos empleos a los 479 ya vinculados a él en este momento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas