02 de agosto de 2017
02.08.2017

PSA se da 100 días para diseñar el futuro del grupo tras finalizar la compra de Opel

Tavares dice que son "el complemento perfecto" y Lohscheller apuesta por una estructura de gestión más ligera -Buscan que la marca germana y Vauxhall vuelvan a ser rentables para 2020

02.08.2017 | 01:43
Michael Lohscheller (i.), CEO de Opel, estrechando la mano de Carlos Tavares. // Opel

Opel dice adiós definitivamente a 88 años con General Motors después de que el Grupo PSA hiciera oficial ayer el nacimiento de un "campeón europeo" tras finalizar la compra de la corporación germana, convirtiéndose así en el segundo mayor fabricante de Europa. Ahora, la compañía gala se da un plazo de cien días para diseñar el futuro del grupo, que pasará por las manos del equipo de gestión de Opel, liderada por el nuevo CEO desde mediados de junio, Michael Lohscheller.

Tras el anuncio del acuerdo a comienzos de marzo y la autorización por parte de la Comisión Europea, las marcas estaban pendientes de finalizar la operación. Con ella, Grupo PSA, con una planta en Vigo, pasa a ocupar la octava posición mundial como fabricante y a tener una cuota de mercado del 17% en el primer semestre de este año. De hecho, en la provincia de Pontevedra ya sumaron en ese mismo período un 24,6% del total de matriculaciones.

Ahora, el equipo de gestión de Opel y Vauxhall trabajará en el desarrollo de un plan para el futuro durante esos próximos cien días que contemple las diferentes sinergias entre las empresas. La intención es que la combinación genere "importantes economías de escala y sinergias en las compras", así como en la fabricación y en las operaciones de I+D que se situarán en 1.700 millones de euros a tasa de ejecución. Con ello, el grupo galo pretende que las dos nuevas marcas vuelvan a ser rentables para 2020, de tal forma que sean un nuevo referente en la industria, según explicó el presidente y consejero delegado de PSA, Carlos Tavares.

El mandatario, que indicó que las dos marcas son "el complemento perfecto", añadió que "Opel seguirá siendo alemana" y que "Vauxhall seguirá siendo británica".

Por su parte, el presidente y consejero delegado de Opel Automobile, Michael Lohscheller, aseguró que este es un día "histórico" y se mostró "orgulloso" de unirse al Grupo PSA y de iniciar un nuevo capítulo tras 88 años perteneciendo a General Motors. "Seguiremos nuestro camino de poner la tecnología alemana a disposición de todos. La combinación de nuestras fuerzas fortalezas nos permitirá convertir a Opel y Vauxhall en negocios rentables y que se puedan financiar", añadió el directivo.

El cierre de la compra vino acompañado de nuevos nombramientos en la cúpula de la corporación germana. Así, Christian Müller, actual vicepresidente global de Sistemas de Propulsión para Europa, reemplazará a William Bertagni como vicepresidente de Ingeniería. Mientras, Rémi Girardon (anterior vicepresidente senior de Estrategia Industrial del grupo francés) será el nuevo vicepresidente de Producción de Opel/Vauxhall en sustitución de Philip Kienle, al tiempo que Philippe de Rovira dejará su responsabilidad como Controller de PSA para ser el director financiero de Opel (por Michael Lohscheller). Por último, la directora de Gestión de la Cadena de Suministro de Vodafone Procurement, Michelle Wen, se convertirá en la vicepresidenta de Compras y Cadena de Suministro de Opel, en sustitución de Katherine Worthen.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine