20 de diciembre de 2016
20.12.2016

Pescanova pone en marcha un código ético para sus 12.000 trabajadores

Se sometió a votación en la reunión del consejo de administración

29.12.2016 | 12:40
Ignacio González, en la guardería que la filial namibia tiene en Lüderitz

El consejo de administración del Grupo Nueva Pescanova ha aprobado este martes el Código Ético, de Conducta y de Buenas Prácticas  Empresariales de la compañía en su reunión celebrada en la sede central de Chapela. Se trata de un texto de obligado cumplimiento para los más de 12.000 empleados del grupo, presentes en 27 países de cuatro  continentes, y que integra los más altos estándares en materia de  conducta profesional y gobierno corporativo. El desarrollo de estas pautas de conducta fue avanzado por FARO el pasado mes de julio.


El código ético recoge el compromiso público y formal de Nueva  Pescanova con los principios de ética empresarial, integridad  institucional y transparencia en todos sus ámbitos de actuación, estableciendo un conjunto de normas de conducta dirigidos a  garantizar el comportamiento ético, honesto y responsable de todos  los profesionales del grupo en el desarrollo de su actividad, según  ha informado la compañía gallega.


Este código, entre otros aspectos, defiende y promueve el cumplimiento de los derechos humanos y laborales, incluyendo el  principio de no discriminación de las personas en razón de su sexo, raza, religión, orientación sexual u otras circunstancias, así como  la igualdad de oportunidades. "La transparencia en la información financiera y contable es un  principio básico que regirá siempre y en todo lugar la actuación de  los profesionales del Grupo, garantizando su fiabilidad y rigor y el  estricto cumplimiento de la normativa contable, mercantil y  tributaria que resulte en cada caso de aplicación", ha resaltado la firma.


Asimismo, el Grupo Nueva Pescanova se compromete a seguir colaborando con el desarrollo de las comunidades con las que  interactúa en el desempeño de su actividad empresarial a través de  una sólida estrategia en materia de responsabilidad social corporativa alineada con las mejores prácticas. Al mismo tiempo, defiende que su actividad empresarial parte del  respeto al medio ambiente y la sostenibilidad de los recursos  marinos, cumpliendo los más altos estándares establecidos en la  normativa medioambiental, así como los principios que la Organización  de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO)  establece en su Código para la Pesca Responsable.


Para el consejero delegado del Grupo Nueva Pescanova, Ignacio  González, disponer de un Código Ético y de Conducta "vanguardista" y  a la altura de las expectativas generadas en esta nueva etapa del  Grupo es una necesidad "ineludible" hecha realidad, "yendo incluso  más allá de los estándares de buen gobierno corporativo que guían e  inspiran este tipo de normas de carácter interno en las compañías".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook