Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El campo de la energía solar

Un físico redondelano revoluciona los paneles solares

El físico Luis Miguel Pazos Outón halla que la "perovskita" puede reciclar las partículas de luz

Luis Miguel Pazos Outón, quinto por la izquierda, junto a Sir Richard Friend y sus compañeros de investigacion en Cambridge. // Cong Bo

Un grupo de investigadores de la Universidad de Cambridge ha llevado a cabo un descubrimiento que podría significar una revolución en el mercado de la energía solar. En concreto, los expertos han probado que el material conocido como perovskita (una sal compuesta de plomo e iodo) puede reciclar las partículas de luz, un hallazgo que podría conducir a una nueva generación de paneles solares asequibles y con un rendimiento más alto que los actuales. El principal autor del articulo es el redondelano Luis Miguel Pazos Outón, de 26 años, que explica que estos materiales "pueden llegar a superar en eficiencia al silicio", por lo que "en el futuro los paneles solares actuales podrían ser reemplazados por estos basados en perovskita".

El estudio revela que el proceso conocido como "reciclado de fotones (partículas de luz)" se da en este tipo de materiales. "Un panel solar absorbe la luz del sol, una parte de esta genera corriente eléctrica y otra parte se vuelve a emitir en forma de luz infrarroja, perdiéndose. El reciclado de fotones permite que esa luz se vuelva a absorber y reutilizar para producir corriente, aumentando la eficiencia", ilustra Pazos.

Para poder lograr que esta investigación llegara a buen puerto enfocaron un láser a través de un microscopio en una esquina de la muestra de perovskita y utilizaron un segundo microscopio para observar la propagación de la luz a través del material. De este modo pudieron observar que la luz se propagaba mucho más lejos de lo esperado, dejando el reciclado de fotones como única explicación al efecto.

La perovskita fue utilizada por primera vez en una célula solar en 2009, pero no fue hasta 2013 cuando en el grupo de Henry Snaith en la universidad de Oxford se descubrió el enorme potencial de este material. En menos de tres años se han alcanzado eficiencias comparables al silicio, "que es el material del que están hechos el 90% de los paneles solares en el mundo", apunta Pazos Outón.

Todo queda en familia

Curiosamente, en aquel descubrimiento de 2013 también participó otro redondelano primo del propio Pazos, Pablo Docampo, que tras hacer su doctorado en la Universidad de Oxford, en el grupo de Henry Snaith, ha recibido la beca Marie Curie y en la actualidad es profesor asistente en el Ludwig-Maximilians-Universität en Munich, donde tiene un grupo de siete estudiantes de doctorado y a un investigador postdoctoral. "Ahora mismo estamos trabajando en el desarrollo de electrodos más avanzados, que es esencial para poder extraer las cargas eléctricas de forma más eficiente", indica Docampo.

Desde 2013 los investigadores han hecho grandes progresos. En los últimos 20 años las células solares de silicio han evolucionado del 24% al 25.6%, mientras que en los últimos 3 años las perovskitas han demostrado un "espectacular progreso" del 10% al 22.1%. Según Pazos, con este hallazgo se demuestra que estos materiales tienen "una calidad óptica y eléctrica altísima". "También servirá para bombillas LEDs y láseres para telecomunicaciones. De hecho, Pablo y yo somos coautores de la primera demostración de un LED hecho de este material. publicado en Nature Nanotechnology en 2014", concreta.

Compartir el artículo

stats