22 de agosto de 2013
22.08.2013

Citroën ya ha vendido 10.000 unidades del C4 Picasso en Europa

El lanzamiento del nuevo monovolumen vigués comenzó a mediados de junio

22.08.2013 | 07:31
Vehículos de PSA-Vigo, en la terminal de Bouzas. // Marta G. Brea

En apenas mes y medio la firma francesa Citroën ha conseguido vender 10.000 unidades del nuevo C4 Picasso en toda Europa. El modelo más reciente del monovolumen, que se fabrica en exclusiva mundial en la planta que el grupo PSA Peugeot Citroën tiene en Vigo, está respondiendo mejor de lo previsto, tanto en las ventas como en el posicionamiento de mercado.

La compañía califica la cifra como muy buena, ya que se sitúa por encima de la media de ventas registrada en otros modelos de la marca. Según reveló a principios de este mes el propio presidente de la multinacional francesa, Philippe Varin, el 80% de los pedidos del nuevo monovolumen vigués son de las gamas altas del modelo, lo cual ha permitido mejorar su posición y rentabilidad respecto a la versión anterior.

El C4 Picasso es el primer vehículo de la compañía que utiliza la plataforma modular llamada EMP2, que ha mejorado el ratio de rentabilidad por unidad. La nueva plataforma incrementa la distancia entre ejes y también la habitabilidad, además de suponer un notable ahorro en el peso por el empleo de materiales más ligeros en la carrocería.

Las previsiones a medio plazo del monovolumen son optimistas. La planta tiene capacidad para 150.000 unidades al año en dos turnos de trabajo, lo que supone 40 vehículos a la hora.

El más tecnológico

El nuevo C4 Picasso es el modelo con más avances tecnológicos de la marca hasta el momento. La firma francesa ha apostado por la tecnología y el confort en su más reciente monovolumen con la introducción de varios mecanismos innovadores.

En lo referente a la seguridad destaca el sistema de alerta por riesgo de colisión, que incorpora diferentes tipos de aviso en función de la cercanía del coche que circula delante del Picasso. Además, el modelo también cuenta con un sistema de cambio involuntario de carril y un regulador de velocidad activo que detecta la ralentización del vehículo precedente.

Por otra parte, el C4 Picasso incorpora el programa de asistencia activa al estacionamiento Park Assist, con el que el conductor solo tiene que controlar aceleración y frenado durante el aparcamiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine