22 de febrero de 2010
22.02.2010

Antolín Asientos plantea 20 despidos en Vigo por la bajada de producción de PSA

La planta monta en exclusiva los asientos traseros del C4 Picasso, cuya fabricación caerá en 247 unidades diarias desde abril

22.02.2010 | 14:56
PSA ha montado una carpa en Balaídos para mostrar el nuevo DS3 –el coche inaugura la nueva gama distintiva de Citroën– a sus trabajadores. Derivado del modelo C3 pero con suficientes modificaciones para tener personalidad propia, destaca el techo flotante, que no se apoya en ningún pilar del lateral del vehículo, una aleta de tiburón, que dinamiza la línea de cintura de la carrocería, o las luces de tipo LED, situadas en su frontal, en el parachoques.

El recorte de producción anunciado por PSA Peugeot Citroën a partir de abril empieza a pasar factura a los proveedores vigueses. La dirección de Antolín Asientos, la planta del grupo burgalés instalada en el Parque Tecnológico y Logístico de Valladares, ya ha comunicado al comité de empresa la necesidad de un expediente de extinción para 20 trabajadores por la bajada de cadencia del monovolumen C4 Picasso, modelo para el que esta planta trabaja en exclusiva (fabrica los asientos traseros), que pasará de 736 unidades al día a 489 (247 menos). El comité de empresa tratará de reducir el número de trabajadores afectados por los despidos o de sustituir esta medida por otras menos dramáticas para la plantilla (como un ERE temporal) en una reunión que se celebrará hoy.
Esta planta se instaló en Vigo exclusivamente para fabricar los asientos traseros del C4 Picasso (los delanteros los produce Faurecia Asientos), y trabaja con el sistema "en sincro" (sin stocks, se ajusta en el día a la producción del cliente), por lo que será una de las más afectadas por la bajada de cadencia anunciada por PSA para el segundo trimestre del año. La empresa emplea a unos 110 trabajadores, todos indefinidos, de los que la empresa calcula un excedente de veinte personas por las previsiones de producción de su único cliente, PSA. La dirección de Antolín Asientos trasladó al comité su intención de presentar un expediente de extinción para los trabajadores, aunque la cifra podría quedar entre 15 y 18 personas, según las negociaciones mantenidas hasta ahora.
La compañía y el comité de empresa, representado por CIG (4), UGT (3) y CC OO (2), estudian también otras posibilidades para ajustarse al descenso de la demanda, como un ERE temporal para la totalidad de la plantilla hasta el mes de septiembre, pero con el compromiso de tener preparado un ERE de extinción para esa fecha en caso de que el mercado automovilístico no se recupere. Antolín ya había aplicado EREs temporales en 2008 y 2009. En los últimos seis meses, en cambio, pese a tener un ERE aprobado de suspensión (del que se consumió sólo el 20% de los días solicitados), esta planta ha trabajado sin embargo los sábados con horas extra para poder hacer frente al pedido de PSA.
El calendario de producción de PSA para el mes de abril mantiene un recorte en el sistema 2 (C4 Picasso) de 736 coches diarios a 489, mientras que en el sistema 1 (Berlingo-Partner) hay un aumento: de 928 unidades al día pasa a 1.035.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook