07 de abril de 2009
07.04.2009
La crisis golpea a la industria del automóvil

Más de 2.500 trabajadores de la automoción sufren retrasos en el cobro de los días de ERE

Las principales empresas afectadas son GKN Driveline, Gestamp, Dalphi, MGI Courtier, Faurecia Asientos de Galicia y Celmarsa, auxiliar de limpieza de Citroën

07.04.2009 | 10:02

La avalancha de Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) ha desbordado la capacidad de la administración para dar curso a todas las solicitudes. Más de 2.500 trabajadores de grandes compañías del sector de la automoción de la comarca de Vigo sufren retrasos en el cobro de las prestaciones por desempleo. Los expedientes de las firmas con más de 300 trabajadores se tramitan en Madrid y desde el Inem, se achaca este retraso a fallos en los listados informáticos remitidos por las propias empresas.

Sin embargo, desde CC OO y la CIG se cree que los funcionarios están saturados de trabajo y que la administración es incapaz de ofrecer una respuesta para que las prestaciones por los días de regulación que tiene que pagar el Inem lleguen a tiempo a sus destinatarios.

Las principales empresas afectadas son GKN Driveline, Gestamp, Dalphi Metal España, Dalphi Seguridad, MGI Courtier, Faurecia Asientos de Galicia y Celmarsa, una contrata de limpieza de la planta de Vigo de PSA Peugeot Citroën, todas ellas ubicadas en la comarca de Vigo.

GKN Driveline es la empresa del sector de automoción, y de toda Galicia, con un mayor número de afectados, 800 en total. La sección sindical de la CIG de GKN señala que "este ERE se aprobó con la mayor rapidez por parte de la Administración a medianos de enero, y sabemos que a mes de abril no vamos a cobrar el dinero que se nos debe, quedando para el mes de mayo el posible cobro de esta prestación". Este sindicato señala que se les adeuda una media de 25 días por trabajador y que "esta es una cantidad de dinero muy importante, que llega a superar los 1.100 euros, por lo que está poniendo en una situación de apuros económicos a la mayoría de los regulados".

Algunas empresas como Gestamp, Dalphi y Celmarsa han decidido adelantar de sus fondos los pagos a los trabajadores en ERE que debían ser abonados por el Inem ante el retraso de los pagos. A los trabajadores de GKN Driveline, el Inem les ha ofrecido el envío de certificados de cobro, a modo de pagarés, para que puedan presentar en las entidades de crédito y poder así retrasarse en el pago de sus hipotecas, créditos y domiciliaciones.

De todas formas, a CC OO le preocupa "la efectividad de este documento" porque la mayoría de las entidades financieras "aplicarán costes de gestión de hipotecas" y ha negociado con algunas empresas el adelanto de cantidades a cuenta.

Los sindicatos del sector de la automoción de la comarca de Vigo creen que "los errores informáticos que se les achacan a las empresas son meras disculpas de mal pagador". Es más, desde algunas centrales sindicales se ha llegado a sugerir que el sistema está registrando problemas de liquidez. "Nos han informado de que existe un desfase de 5 millones de euros para hacer frente a los pagos de los ERE", señala un portavoz sindical.

El retraso en los pagos para las grandes empresas no se ha registrado únicamente en Galicia, sino en otras comunidades como Andalucía el problema de los retrasos es todavía más acusado.

El Inem afirma que se debe a fallos en los listados informáticos de las empresas

La delegación provincial de Inem en Vigo asegura que los retrasos se deben a "los fallos en los listaods informáticas que las empresas han enviado a Madrid". Según fuentes del Instituto Nacional de Empleo los expedientes de compañías con más de 300 personas se resuelven en los departamentos que el organismo tiene en la capital española.

Estas fuentes señalan que hasta ahora no se adeudan más de 15 días por trabajador y que la media es de nueve.

La delegación provincial del Inem en Vigo señala "que el sistema no está colapsado y que todo el equipo está volcado en la resolución de los expedientes que les corresponden". La misma fuente recuerda que la Ley de Procedimiento Administrativo concede al Inem tres meses de plazo para resolver el pago de las prestaciones, plazo que todavía no ha finalizado.

También explica que la resolución de los ERE "son muy complejos", ya que no todos los trabajadores tienen las mismas prestaciones ni los mismos días de regulación "por lo que hay que ir caso por caso". Las extinciones de empleo particulares no sufren retrasos y se tramitan en las oficinas de empleo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine