28 de diciembre de 2008
28.12.2008

Rolls-Royce construye las toberas de sus motores marinos en una industria naval de Gondomar

Ganain construye también para el armador belga Jan de Nul la mayor pieza del mundo con seis metros de diámetro y 54 toneladas de peso

28.12.2008 | 01:00
José Rodríguez (i), presidente del Consejo de Administración, y Carlos Alonso, director general, con las toberas al fondo.

Roll-Royce, uno de los fabricantes de motores más afamados del mundo, confía la construcción de las toberas de sus propulsores marinos a la industria Ganain (Gallega Naval Industrial) de Gondomar. La pieza es una parte esencial en el rendimiento de los motores. Esta situada alrededor de las hélices de los barcos y proporciona un efecto "turbo" con un aumento de la potencia o de la velocidad, dependiendo de su forma, lo que permite ahorrar combustible.
Ganain, fundada en 1981 por seis trabajadores excedentes de Ascón y Censa, fabrica 300 piezas anuales de diversas medidas. Rolls-Royce es uno de sus grandes clientes, pero también están Man Diesel, ABB Marine, Berg Propulsión, Scana Volda o Brunvoll. El 80% de la producción de toberas se destina a la exportación, principalmente a Noruega, Suecia, Finlandia y Holanda, lo que le ha llevado a convertirse en la segunda empresa del sector en Europa.
"La tobera necesita un diseño que le permita soportar las tensiones que supone el movimiento de las hélices y la fuerza del agua pasando por ella. Al principio sólo se empleaba en los barcos de arrastre, para ganar potencia y se consigue trabajar con un motor más descansado, con menos revoluciones y temperatura más baja. Ahora también se emplean para aumentar la velocidad entre un 2 y un 5%. Existen las toberas clásicas y las de última generación de alto rendimiento", explica Carlos Alonso, ingeniero industrial y gerente de Ganain.
Los buques dragas, plataformas petrolíferas y off-shore son los que más la utilizan, aunque ahora la mayoría de las embarcaciones montan estas piezas por el ahorro de combustible que permite. Su tamaño puede oscilar entre el metro de diámetro interior y los seis metros. En estos momentos Ganain está construyendo dos de esta última medida y de 54 toneladas de peso, lo que las convierten en las mayores del mundo, para una draga que el armador belga Jan de Nul está construyendo en el astillero Construcciones del Norte de Sestao.
"El rendimiento de los barcos es tan óptimo, que las toberas se están incorporando a viejos barcos de madera y en aquellos que sufren una modernización", indica Alonso.
Ganain ha decido especializarse en las grandes toberas, de más de 20 toneladas, segmento en el que los fabricantes chinos y de Europa del Este no les pueden hacer competencia. Además los materiales empleados por Ganain están construidas con metales de alta resistencia como acero al carbono, acero al carbono con acero inoxidable en la banda de rodadura de la hélice y acero al carbono con interior de acero inoxidable.
El envío de estas piezas a sus puntos de destino es una tarea complicada dado su tamaño. En la mayoría de los casos las toberas se embarcan en el puerto de Vigo y salen hacia los astilleros para su montaje en las hélices de los barcos.
Además de las toberas otras líneas de fabricación son los túneles de eje de maniobra trasversales, que se instalan hacia la zona de proa y permiten una mayor maniobrabilidad del barco, timones, tubos de bocina, estabilizadores o bases de grúas. Sin embargo, va a dejar de producir toberas pequeñasporque competencia de los países asiáticos es muy grande. "El transporte desde China a Europa es muy barato y en la construcción de esas piezas no podemos competir, así que hemos decidido dejar de construirlas y centrarnos principalmente en las de mayor tamaño y mayores dificultades tecnológicas", afirma Alonso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine