Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

JUAN SÁNCHEZ CASTRO | Médico y jefe de servicio de Atención Primaria

“La Atención Primaria de A Estrada seguirá siendo un referente a nivel nacional”

El servicio resulta escogido como el mejor de España por sexta vez y no podrá presentarse a esta distinción en los tres próximos años

Juan Sánchez Castro, delante del centro de salud estradense. | // BERNABÉ/JAVIER LALÍN

A Estrada tiene el mejor centro de salud de España. El reconocimiento llega a este servicio de Atención Primaria por sexta vez, después de ser finalista de los premios Best in Class (BIC) nada menos que en nueve ocasiones. Este miércoles se le otorgó, además, el reconocimiento Cinco Estrellas, por mantener de forma continuada este nivel de excelencia. De este modo, no podrá presentar candidatura hasta dentro de tres años. Al frente del equipo está él, Juan Sánchez Castro, un hombre que ha demostrado sus dotes de liderazgo. ¿Cómo? Pues sabiendo insuflar ilusión y aplaudir logros. Extendió su receta a la ciudadanía, pudiendo aportar serenidad en un momento tan convulso como una pandemia. Se convirtió en referente para muchos estradenses, en un termómetro de la situación sanitaria en el municipio. Sus 200 contactos en Facebook crecieron hasta superar hoy los 3.000.

–El de A Estrada es, un año más, el mejor centro de salud de España. ¿Qué supone un reconocimiento que ya es casi un clásico?

–Una gran satisfacción, porque es la constatación de que, gracias al trabajo conjunto de todos los profesionales, seguimos en el camino correcto. Los premios Best in Class son una especie de mapa de coordenadas que detecta las organizaciones orientadas a la excelencia, que son aquellas con liderazgo profesional y que, además de llevar a cabo la actividad asistencial con calidad y seguridad, tienen orientación al paciente y apuestan por la innovación, investigación, formación y docencia.

–En esta ocasión se recibe el galardón desde la perspectiva de unas instalaciones que, por fin, parecen estar a la altura del equipo de profesionales. ¿Son una nueva baza a su favor?

–El nuevo centro es accesible, intuitivo, funcional, estético y sociable. Además, posibilita la llamada anonimizada y facilita el trabajo técnico. Todo ello mejora la calidad de atención percibida por nuestros pacientes.

–¿Qué papel atribuye a los sanitarios en todos estos éxitos?

–Un papel crucial, nuclear. Sin ellos nada sería posible. En ese sentido estoy orgulloso de cómo se conducen la mayoría de los miembros de mi equipo. Confianza mutua, participación en los conflictos de ideas, compromiso con las decisiones y proyectos, responsabilidad mutua, alineación con resultados colectivos...

–¿Y cómo se ha de liderar un equipo para motivarlo y mantener tan buena racha?

–Los líderes deben tener ilusión y actuar como despertadores de conciencia. Además, deben saber detectar nichos de valor, océanos azules en los que, con pocos recursos, se obtienen muchos resultados. Los equipos deben tener autonomía y mayor capacidad de gestión para estar motivados, objetivos más enfocados para conseguir profesionales más alineados y debe reconocerse lo que aporta cada uno dentro del equipo para conseguir profesionales más comprometidos.

–Aunque esta sea ya la sexta vez que el servicio de Atención Primaria que dirige se considera el mejor del país, ha tenido que superar también la exigencia de un momento difícil de prever: la pandemia del COVID. ¿Qué ha supuesto?

–La pandemia ha puesto de manifiesto la importancia de la salud para la economía. La salud es más que la ausencia de enfermedad. Se trata de economía, educación, empoderamiento, comunidad y medio ambiente. Es por ello que se debe apostar de forma decidida por potenciar el sistema público de salud y, dentro de ello, la Atención Primaria, la única manera de prestar la mejor atención sanitaria posible con la mayor equidad posible. Por otra parte, en este último año, se ha puesto en evidencia, en muchos pacientes una actitud más consumista de los servicios sanitarios que lleva a una relación con el sistema sanitario reflejada en “cuanto antes mejor y cuanto más mejor” algo que presiona sobre todo la Atención Primaria. Ello, en un contexto de falta de recursos humanos, lo que hace es que el primer nivel asistencial esté muy presionado por demanda bloqueante por patología muchas veces menor, que hace que, la atención al paciente crónico complejo, que debiera ser proactiva y multidisciplinar, corra el riesgo de ser relegada a un segundo plano. En este contexto, parece difícil sustentar que el modelo actual, creado en los años 80 y que ha dado sus frutos, pueda dar una respuesta adecuada a los actuales retos que la cronicidad, la tecnología y las expectativas ciudadanas crecientes le imponen.

–¿Qué propone?

–Apostamos de forma decidida por fortalecer la Atención Primaria y transformar el modelo de puerta de entrada por otro en el que esta atención actúe a nivel local como de elemento vertebrador de un nuevo modelo más integral e integrado, que incorpore atención sanitaria, atención social, salud escolar y salud pública con sus subcapítulos de prevención y promoción de la salud.

–La Atención Primaria implica proximidad, en un sentido muy amplio. La crisis sanitaria del COVID-19 ofreció una muestra evidente de ello. Personificó usted todavía más ese “tú a tú” cuando todos necesitábamos respuestas. ¿Por qué se animó a hacerlo?

–La pandemia puso de manifiesto el deseo de las personas de tener información cercana, fiable y útil. La información oficial, que finalmente fue muy transparente, no cubría esas necesidades inicialmente.

–Ofrecía usted información en tiempo real sobre la evolución de la situación sanitaria en A Estrada, haciendo uso de las redes sociales. ¿Cuántas personas tenía agregadas y cuántos amigos figuran ahora en su perfil de Facebook?

–No era, ni soy, usuario habitual de las redes sociales. Antes de la pandemia tenía unos 200 amigos y ahora, tendría que mirar, pero más de 3.000 probablemente .

–Aunque no sea usuario habitual, ¿descubrió, quizás, en ellas un altavoz que necesitaba la población en ese momento?

–Sí, la percepción era que la difusión de los datos en tiempo real generaba conocimiento, ese conocimiento aportaba serenidad y nuevo aprendizaje, que favorecía pequeños cambios en los comportamientos, más adaptados a lo que la pandemia requería.

–¿Cree que la gestión de la pandemia a nivel local ayuda a dibujar al centro de salud de A Estrada como el mejor de España?

–No concretamente, dado que los premios se basan en un indicador que no valora eso de forma concreta, pero sí que valora de forma positiva que la Atención Primaria sea el eje trazador a nivel local de las actuaciones a llevar a cabo sobre asistencia sanitaria, sociosanitaria, salud escolar y salud pública. Esa cultura inclusiva a nivel local favoreció la contención y mitigación de la pandemia. .

–Plan de Salud Local. De nuevo, la Atención Primaria se ve en A Estrada como un agente activo de la sociedad, no solo como un servicio que nos pilla cerca. ¿Otra fortaleza?

–Sí, es una fortaleza la buena conexión y coordinación entre ciudadanía, ayuntamiento, organizaciones comunitarias...

–Le pido un titular, unas pocas palabras que ofrezcan la clave para que, seis años seguidos, siga siendo A Estrada el referente estatal en Atención Primaria.

–Atención Primaria centrada en el futuro.

–Desarrollémoslo.

–Atención sanitaria accesible, cercana y segura. Liderazgo profesional. Estrategia de corto y largo plazo. Visión sanitaria y comunitaria. Modelo de atención en equipo multidisciplinar; apuesta por la docencia, formación, innovación e investigación. La Atención Primaria de A Estrada, aunque no podrá presentarse en los próximos 3 años, seguirá siendo un referente a nivel nacional

Compartir el artículo

stats