Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La EOI de A Estrada se reinventa para frenar la pérdida paulatina de matrículas

La pandemia conlleva una bajada de 20 alumnos en un año | En la actualidad hay 150 estudiantes repartidos en once clases | Solo ofrecen inglés, pero cubren todos los niveles

Los alumnos, el pasado mes de octubre, en una actividad con temática de Halloween.

Puede que no todos lo sepan, pero A Estrada cuenta con Escuela Oficial de Idiomas (EOI). Las clases se imparten en horario de tarde en las instalaciones del IES Antón Losada, en la Rúa da Cultura, y por el momento sólo se ofrece inglés en el catálogo, del cual se cubren todos los niveles. En concreto, empezando en A1, que sería el básico, hasta acabar en el C1, avanzado, la etapa consta de siete años.

El equipo docente está formado por tres profesores, que enseñan a once clases en total, entre las cuales se reparten 150 alumnos. Este año, la matriculación ha mostrado una pérdida de cinco inscritos menos. La sangría de alumnos es paulatina, con un pequeño número de bajas cada curso académico que empieza, pero lo cierto es que la pandemia ha supuesto un golpe decisivo para la sucursal local de la EOI. Así lo expresa Miguel Guido, jefe de estudios “notamos una gran bajada tras la pandemia. Era una época en la que no estaba muy definido cómo iban a ser las clases, si en línea o presenciales. La gente también tenía miedo, y tuvimos que poner pausa a muchas de las actividades que realizábamos. Todo ello hizo que pasásemos de 175 a 155 alumnos y alumnas en un año”.

Actualmente la institución no se rinde, y busca crear un ambiente que sea llamativo para sus estudiantes, y despertar el interés de nuevas matrículas: “hemos recuperado los viajes. Este año, por ejemplo, nos vamos a Edimburgo, y el año pasado nos fuimos a Dublín. Además de esto, realizamos actividades temáticas, como fiestas de Halloween, o explicamos también datos curiosos de la cultura inglesa, no sólo su idioma. En general, queremos crear un ambiente de familia, que la gente que viene lo entienda como un pasatiempo, una opción de ocio, y no como un entorno serio y académico”, expone Guido.

En cuanto a la edad media de sus alumnos, el jefe de estudios comparte que “el abanico es muy amplio. Nuestro alumno más joven tiene 16 años y el más mayor 80. Con todo, la mayoría comprende una edad de entre 20 a 50 años. La edad mínima para poder matricularse está en los 16, salvo jóvenes de 14 que no tengan inglés como primera lengua extranjera en clase”.

El equipo estradense sigue innovando para ofrecer cada día clases novedosas, didácticas pero también entretenidas, intentando frenar así la pérdida a cuentagotas de matrículas, y haciendo rentable un EOI en A Estrada, una ventaja para el concello.

Compartir el artículo

stats