Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

88.001 reses y un quinto puesto en el ranking gallego

Lalín lidera la lista municipal de vacas y terneros, con 27.577 cabezas | Sin embargo, la ganadería predominante es la porcina, a la que se dedican el 50,2% de las explotaciones

Una explotación de vacuno de Rellas, en Silleda. | // BERNABÉ/JAVIER LALÍN

El pilar económico que supone la ganadería en las comarcas queda reflejado en el Censo Agrario que ayer difundió el INE. Según los datos de 2020, en Deza y Tabeirós hay 88.001 cabezas de ganado bovino. Solo otras cuatro comarcas en Galicia, de las 10 totales, superan la cifra de nuestra zona: la del interior lucense, con 182.919 cabezas; el interior coruñés, con 173.207; el área de A Terra Chá, con 147.403, y la comarca occidental (incluye Mazaricos y parte de la Costa da Morte), con 113.550.

Dentro de la “comarca de montaña”, como denomina el Censo a nuestra zona, son los concellos dezanos los que sustentan la actividad ganadera. Y aquí Lalín se corona como el primer municipio de Galicia en cuanto a número de reses bovinas, con 27.577 animales, alimentados en 638 explotaciones. Esas casi 27.600 cabezas superan, aunque sea por poco, las 27.444 del concello lucense de A Pastoriza y las 27.321 del citado Mazaricos. Si queremos clasificar el resto de concellos de la zona en base a su número de vacas y terneros, Rodeiro ocupa el segundo puesto, con 15.863 cabezas, y 341 explotaciones. Silleda, con más granjas (374), aporta 12.884 animales.

Granjas más intensivas en Dozón que en A Estrada

Los otros tres concellos dezanos ya no rebasan las 10.000 cabezas. Dozón contabiliza 6.357 en sus 138 explotaciones, mientras que Vila de Cruces se queda en las 6.203 (con 273 granjas) y Agolada tiene 5.405 animales, en 182 explotaciones. Es curioso comparar el volumen de granjas y de reses, para poder percatarnos del volumen de las explotaciones. Vemos, así, que en Dozón la media de animales es mayor que en Cruces. Y pasa lo mismo si comparamos el pequeño concello dezano con el de A Estrada. La capital de Tabeirós tiene un número parecido de reses que Dozón, 6.374. Sin embargo, tiene casi el cuádruple de granjas, 553. ¿Qué significa? Pues que las granjas estradenses son pequeñas explotaciones. La actividad ganadera bovina es aún más residual en Forcarei y Cerdedo-Cotobade. Forcarei cuenta en 2020 con 4.040 reses y 152 granjas, mientras que en Cerdedo hay 2.306 animales y 124 explotaciones.

Rodeiro lidera el porcino

Está claro que sobre todo Deza es una zona de referencia en la producción de leche y carne de vacuno. Pero el cebo de otra carne, la de porcino, y el carácter intensivo de sus explotaciones explica que a nivel global, en las comarcas, la ganadería predominante sea la porcina, al abarcar el 50,2% de todas las ganaderías. Como curiosidad en la otra comarca que distingue el Censo en la provincia, denominada “litoral”, triunfan las aves de corral, con el 49,2% de todas las explotaciones.

En los nueve municipios hay, en total, 384.792 cerdos de cebo, lechones y madres reproductoras, así como 816 granjas. Y en esta actividad económica no es Lalín ni el primer ni el segundo productor, sino el tercero. Rodeiro lidera el ranking, con 99.884 bocas y 141 explotaciones de porcino, mientras que en Silleda hay 91.986 animales, repartidos en casi la mitad de granjas, 77. Lalín aporta 86.486 cabezas en 279 explotaciones, de modo que suelen ser granjas con menos capacidad que las de Rodeiro. Las cifras descienden profundamente ya en Dozón, con 54.147 reses y 58 granjas. En Agolada el Censo contabiliza 18.452 animales y 54 empresas, mientras que en Cruces las cifras son muy modestas: 4.875 animales y 26 explotaciones.

En Tabeirós-Montes, A Estrada lidera de lejos la producción porcina, con 23.643 cabezas y 64 empresas. En Forcarei, hay solo 12 granjas y 5.109 animales. Más modestos aún son los datos de Cerdedo-Cotobade: 14 animales y 5 explotaciones. Está claro que son de carácter familiar.

Aves de corral

Decíamos que las aves de corral predominan en la actividad ganadera del litoral pontevedrés. Pero destacan también en el interior, con 4,15 millones de picos y 901 explotaciones. Lalín encabeza la lista, con 1,07 millones de animales y 240 granjas, y le sigue Silleda, con 1,04 millones de picos y solo 62 granjas, lo que nos da una idea de su carácter intensivo. Rodeiro, con 37 explotaciones de aves, contabiliza 705.228 animales, mientras que Dozón, con 29 empresas, dispone de 448.894. Agolada cuenta con 286.368 picos, y su concello vecino de Vila de Cruces tiene 50.670. Agolada contabiliza 18 granjas, pero en Cruces hay 35.

En Tabeirós-Montes, las 331 explotaciones avícolas de A Estrada alimentan a 144.316 animales, mientras que en las 20 de Forcarei se crían y ceban a 183.446. Por último, en Cerdedo-Cotobade están activas 16 explotaciones, con 70.220 animales en total.

Cabras en una explotación de Vilatuxe. BERNABE/JAVIER LALIN

La ganadería ecológica, muy residual

Tras el vértigo que pueden dar las cifras de ganado porcino y aves de corral, llega la modestia de la ganadería ovina y caprina, con 13.491 animales en total, y 1.236 explotaciones. En este caso, el mayor número de ovejas y cabras se concentra en A Estrada, con 5.919, mientras que en Lalín hay 2.668. Por debajo del millar se coloca el resto: 949 animales en Silleda, 830 en Cerdedo-Cotobade, 744 en Agolada y 709 en Dozón. Rodeiro aporta 539 reses, Vila de Cruces contabiliza 459 y Forcarei cierra la lista con 366. Si hablamos del numero de explotaciones de ganado ovino y caprino, sobresale de nuevo A Estrada, y con mucho: tiene 634 granjas, frente a las 164 de Lalín o las 104 de Silleda. En Rodeiro funcionan 66 explotaciones ovinas y caprinas, y en Cerdedo-Cotobade hay 62. Vila de Cruces contabiliza 48, Dozón aporta 40 y Agolada 36. Forcarei de nuevo es el último, con 33 granjas.

"Las mujeres están al frente de seis de cada diez explotaciones"

decoration

Por último, el Censo Agrario deja en evidencia el aún escaso arraigo de la agricultura ecológica en la comarca de montaña pontevedresa. El volumen de animales ecológicos en bovino es solo el 1,3% del total. Así, en ganado bovino hay 1.146 cabezas criadas en ecológico y 31 granjas bajo este régimen. Pero es que las cifras son más bajas en el resto de ganaderías: en aves, se contabilizan 48.066 picos criados y engordados en libertad, lo que suponen solo el 1,16% de las avícolas totales. Hay solo media docena de explotaciones de aves en ecológico. En ovino y caprino se contabilizan únicamente 117 animales, es decir, el 0,87% de la cifra global. Y se constatan 4 granjas de este tipo. En cuanto a los datos de porcino, bajo las pautas ecológicas se cebaron en 2020 solo 1.406 cabezas, o sea, el 0,37% del global. En las comarcas funcionan 5 explotaciones porcinas clasificadas como ecológicas.

Los menores de 45 años son solo el 12,4%

En las comarcas hay en conjunto 5.815 jefes/as de explotación. De esta cifra, el 61,01% son mujeres. Podemos pensar que ello supone un aumento de la cotitularidad de las granjas o una visibilización del trabajo femenino. Pero también puede ser el espejo de las dificultades de las mujeres del rural para acceder a otros tipos de trabajo. Ese 61% de mujeres que son jefas de explotación sube el porcentaje hasta el 76,2% en A Estrada (con 1.657 jefes de granja en total) y queda por encima del 51,5% de Lalín (1.165 jefes) o muy lejos del 37,3% de Agolada (308).

Al mismo tiempo que la mujer toma las riendas de las explotaciones, es frecuente que al frente de éstas estén personas mayores de 45 años. El estudio del INE apunta que en la comarca solo el 12,43% de los responsables de las explotaciones tiene menos de 45 años. Si queremos ver los extremos, resulta que en Vila de Cruces el porcentaje es solo del 9,17%, mientras que en Rodeiro el 21,9% de los jefes de sus explotaciones aún no llega a esa barrera de los 45 años. Sobre la formación reglada de los jefes de las granjas, solo la han cursado el 1,84%, a nivel comarcal. En concellos como el de Forcarei el porcentaje llega al 4,66%, y en Agolada, al 3,25. Sin embargo, cae por debajo de la media comarcal Lalín, con solo 1,12% de los jefes con formación reglada en el manejo y gestión de explotaciones. En Silleda, otro de los concellos potentes en el sector, llega al 2,51%,

Compartir el artículo

stats