Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Porque piel solo hay una

Los casos de cáncer que afectan a este órgano aumentan un 50% en A Estrada durante los últimos años, causados por una tendencia genética y la exposición a los rayos UVA

Estradenses tomando el sol en la playa fluvial del río Liñares. | // BERNABÉ/JAVIER LALÍN

Según la Asociación Española Contra el Cáncer en España se diagnostican al año unos 6.000 casos de cáncer de piel. Además, la evolución de los casos ha permitido observar una tendencia al alza en los últimos años, un dato que preocupa especialmente teniendo en cuenta factores como el cambio climático. Es más, el dermatólogo Gabriel Serrano, fundador de Sesderma, advertía de la crisis climática tendrá un impacto notable y negativo en la dermis de la población.

En este aspecto, es particularmente oportuno evaluar la presencia de esta afección entre los vecinos de A Estrada, pues con la llegada del buen tiempo y el verano aproximándose, es vital cuidarse la piel más que nunca.

En la localidad estradense se han registrado 200 casos de cáncer de piel desde 2012 a 2022, en cambio lo preocupante es que en los últimos años las cifras se incrementaron en un 50%. Es decir, ha habido un alto aumento de pacientes con esta condición en un corto plazo de tiempo. Así lo comunica el coordinador del centro de salud municipal, Juan Sánchez, que explica que “los carcinomas de piel en España tienen una tasa de incidencia de 47 casos por 100.000 habitantes en el año 2020 (fuente: Observatorio de la aecc), con una tendencia al aumento de la incidencia en los últimos años. Nosotros detectamos en 10 años una incidencia de 200 casos, lo que supone 20 casos al año, una inciden de 100 casos , el doble que la incidencia en el conjunto del país”.

En concreto, Sánchez comenta que el carcinoma basocelular es la forma más frecuente de cáncer de piel siendo el 69-79%, mientras que el carcinoma espinocelular supone hasta un 20-25% de los tumores malignos cutáneos. Asimismo, el melanoma supone el 1%, es un tumor con capacidad para dar metástasis sobre todo a nivel ganglionar, pero esto es infrecuente y solo ocurre en casos muy avanzados.

Por suerte, el 99% de los casos de esta dolencia son curables si se diagnostican y tratan a tiempo. Además, puede prevenirse si se toman las medidas adecuadas. El responsable del centro de salud de A Estrada sostiene que las principales causas son “la predisposición genética y otros factores bien identificados, como la exposición al sol y otras radiaciones ultravioleta, algunos agentes químicos, las infecciones por el virus del papiloma humano e incluso inmunodepresión”. Por ello, aconseja evitar los factores de riesgo, usar protección solar y reducir la exposición al sol.

Sánchez explica que esta enfermedad suele manifestarse en forma de mancha oscura, una úlcera que no se cura, una zona enrojecida, o un lunar previo que aumenta de tamaño y cambia de color.

Mientras que en el carcinoma epidermoide se pueden observar heridas con costra y bordes sobreelevados que sangran fácilmente. Sostiene que “pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, aunque suelen darse en áreas que suelen estar expuestas a la luz UV como, por ejemplo, orejas, cara, cuero cabelludo, manos, brazos y piernas. Es un tumor con capacidad para dar metástasis sobre todo a nivel ganglionar, pero esto es infrecuente y solo ocurre en casos muy avanzados”.

Por otra parte, el rango de edad se sitúa entre “para el melanoma la mayoría entre los 40 y los 70 años. Los carninomas basocelulares y espinocelulares (epidermoide), la mayoría entre los 60 y 100 años”. Añade que “en general, el melanoma es más común en los hombres, pero en las personas menores de 50 años, las tasas son más altas en las mujeres que en los hombres. Lo mismo ocurre con el carcinoma basocelular. El CBC se observa sobre todo en personas mayores y predomina en varones (proporción por sexos: 2/1). Sin embargo, cuando se trata de menores de 40 años, el CBC se desarrollaría más en mujeres”.

De modo que, para resumir, es importante prestar atención a ese órgano que envuelve el cuerpo y lo protege de los numerosos agentes agresivos que habitan el entorno. Es cierto que en la consciencia colectiva los tipos de cáncer más temidos son los que resultan más agresivos, como el de pulmón, el de mama, o el de estómago. Quizás también porque son los más frecuentes, y los que más campañas de difusión protagonizan. Tal vez sea por ello que no se toman las medidas necesarias por prevenir esta enfermedad, pese a que sea tan fácil hacerlo. Lo que está claro es que la trayectoria de los números apuntan a una mayor incidencia, promovida quizás, como apuntaba Serrano, al cambio climático y la exposición a un medio cada vez más agresivo con el cuerpo.

Mayor interés por el cuidado de la dermis

De un tiempo a esta parte, la población estradense ha empezado a interesarse más por el cuidado de la piel. Así lo atestiguan las responsables de varios centros de estética de la localidad. Isola Campos, del centro médico-estético Añil, cuenta que “he notado un cambio radical en este aspecto. Pasamos del desconocimiento total de hacer unos años, a contar con clientas que tienen un claro control sobre el cuidado de la piel”. Pese a ello, confiesa que “hay más interés por parte de las mujeres que de los hombres”, pese a que como demuestran las cifras, los varones se ven más afectados por el cáncer de piel. El motivo puede tener que ver con el lado estético de cuidarse este órgano. Pues si bien Campos asegura que su clientela no se preocupa sólo por este factor, sino también por la salud, a menudo es el sector femenino de la población el que siente más presión en relación a la apariencia física. Por supuesto, esta tendencia también está mudando.

Más efectos negativos del sol

El sol, los rayos infrarrojos, en incluso la ultrarradiación de la luz azul de las pantallas, son una de las principales causas de la aparición de cáncer de piel, pero esta no es la única consecuencia negativa de exponerse demasiado a ellos. Isola Campos explica que otros de sus efectos son el envejecimiento prematuro de la dermis o la aparición de manchas. Por ello, desde su clínica siempre recomiendan el uso de protección solar, para “protegerse de todos esos agentes externos dañinos, sea radiación o mismo la polución, sobre todo en ciudades”. De hecho, cuenta que estos productos son “de los más vendidos durante todo el año”, y es que el protector se asocia a tomar el sol, pero debe caminarse a entender que el peligro está presente todo el año.


Compartir el artículo

stats