Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La París reina en Galicia

La parroquia estradense de Cora acoge el día 7 la presentación oficial del nuevo espectáculo de la orquesta, que tiene otras cinco actuaciones contratadas en A Estrada

La París de Noia actuó el pasado fin de semana en Lalín ante un gran número de espectadores.

Después de dos años con serios problemas para mantener su viabilidad debido a la falta de actuaciones, las orquestas vuelven a respirar, a paso lento pero seguro. La París de Noia, una de las más importantes de Galicia, ya tiene un buen número de actuaciones programadas para este verano. El próximo sábado, día 7 de mayo, la París dará su tercer concierto del mes en la parroquia estradense de Cora. Esta actuación formará parte de “A Xira do Camiño”, el particular tour en la que se encuentra inmersa la popular orquesta y que servirá para presentar gran parte del nuevo espectáculo que llevarán por toda Galicia durante los meses de verano.

El tradicional festejo, en honor de la Inmaculada Concepción de Cora, arrancará a las 13.00 horas con la celebración de la misa solemne. Tras la eucaristía, habrá una sesión vermú amenizada por la Charanga TNT. Por la noche, la fiesta empezará a las 22.00 horas, con el concierto del grupo Satélites, que actuarán antes que la París de Noia. Después de las orquestas, la comisión pondrá un Dj a disposición de los asistentes, para alargar la fiesta hasta altas horas. Como es habitual, el festejo contará también con servicios de barra y pulpo a cargo de Pulpería Constante. Pero sin duda, el plato fuerte de la jornada será la presentación oficial del nuevo espectáculo de la París de Noia, motivo más que suficiente para que los amantes de las verbenas acudan a la cita.

José Antonio Blas, director gerente de la conocida orquesta, no ha querido entrar en detalles sobre la nueva función de su orquesta porque espera que “sorprenda a la gente”, pero sí adelantó que realizaron “un cambio muy grande” en el repertorio, además de “incorporar elementos de espectáculo” y “ampliar la plantilla”, con las contrataciones de nuevos bailarines o cantantes. Aun así, el equipo de la París de Noia sigue siendo, salvo algún fichaje nuevo, el de los últimos años. Tanto en el escenario, en el que trabajan 19 personas, como lejos de los focos, donde cuentan con 14 empleados a mayores, entre técnicos, personal de mantenimiento y demás. Blas destacó la importancia que tiene la elección del nuevo show, debido a la necesidad de “aprovechar cada minuto del espectáculo” para que el público “preste atención” a la orquesta y tenga “algo que ver en todo momento”.

Por otro lado, el director gerente de la París de Noia se mostró “muy satisfecho” de la respuesta del público desde que retomaron las actuaciones. Blas señaló que “desde que regresaron los conciertos” perciben “verbenas más multitudinarias” que antes de la pandemia.

Más actuaciones en A Estrada

José Antonio Blas quiso destacar el “gran cariño” que perciben siempre que actúan en lugares pertenecientes al ayuntamiento de A Estrada. El director gerente de la París de Noia señaló que sus conciertos por la zona siempre solían contar con “gran afluencia” de gente y que resulta “un orgullo” para ellos tocar para el disfrute de un público “tan entregado”. Desde la pandemia, Blas reconoce que las comisiones tardan más que antes en contratar las actuaciones, por lo que esposible que surja alguna más para las últimas semanas del verano, pero de momento ya tienen contratadas varias festas en diferentes parroquias del término municipal estradense. Después de la actuación del día 7 de mayo en Cora, la comarca de Tabeirós tendrá que esperar casi un mes para volver a ver a la París de Noia. Concretamente hasta el día 3 de junio, cuando los de José Antonio Blas actuarán en Aguións. El día 3 del mes siguiente darán un concierto en Sabucedo, durante el domingo que coincide con la celebración de la Rapa das Bestas. El día 20 de julio visitarán Callobre, en el marco de los festejos en honor de Santa Margarita, y el primer día de agosto tocarán en Berres. Por último, cuatro días más tarde llevarán su nuevo espectáculo a la tradicional Festa das Neves de Arnois.

La dificultad que supone trabajar en una orquesta

Todo el mundo ha vivido, o por lo menos conoce, las múltiples dificultades por las que han tenido que pasar innumerables puestos de trabajo durante los tiempos más duros de la pandemia. Como es evidente, unos de los sectores más afectados por el Covid-19 han sido los relacionados con el mundo del ocio y de las fiestas. Con la suspensión de todos los eventos de este tipo, muchas orquestas u otros grupos musicales se vieron obligados a desaparecer. Los que aguantaron y lograron superar el mal trago, ahora pueden ver la luz al final del túnel, gracias a la gran afluencia de gente que está acudiendo a las verbenas desde que se relajaron, o se suprimieron, las últimas restricciones para combatir el virus. A pesar de todo, el trabajo en la orquesta, aunque resulta ser “muy gratificante”, a veces, parece casi una profesión de riesgo, sobre todo desde que incorporan diferentes acrobacias a sus actuaciones. Hace una semana, en la Festa da Lamprea de Arbo, el acróbata Isaías Matos, de la orquesta Olympus, tuvo que ser ingresado en el Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo, tras caer desde una altura de cinco metros intentando hacer una pirueta sobre el escenario. Afortunadamente, Matos pudo recuperarse y no sufrirá secuelas a causa del accidente. José Antonio Blas, director gerente de la París de Noia, recordó, a raíz de la caída del domingo pasado en Arbo, que él mismo sufrió un suceso parecido en el pasado. Blas, que por aquel entonces era cantante de la París, tropezó y cayó del escenario, con menos suerte que el acróbata de la Olympus. La caída de Blas, le destrozó la tibia y el peroné, obligando al cantante a retirarse. Desde el accidente, se encarga de gestionar la París de Noia.

Compartir el artículo

stats