La Consellería de Medio Ambiente somete a exposición pública durante 15 días el expediente para la modificación del Plan de gestión de las aguas salmoneras del río Ulla. Los cambios afectan a dos de sus siete cotos: Carboeiro y Deza. En ambos, como en Couso, se practica la pesca sin muerte. Los otros cuatro cotos son de pesca de salmón con extracción y se localizan en Pontevea, Santeles Sinde y Ximonde.

La propuesta de modificación del coto del Deza propone continuar con la pesca sin muerte, pero ampliando el tramo del río hasta los 10 kilómetros de longitud. Arguye que en las siete temporadas que lleva activo (desde 2015), los 2,3 kilómetros de longitud tuvieron un nivel bajo de aceptación, por lo que se espera que con este cambio se adapte la oferta a la demanda de los pescadores de la zona. En ese nuevo tramo de 10 kilómetros, se podrá practicar mayoritariamente la pesca de trucha común con extracción, pero incluyendo dos pequeños tramos para la pesca sin muerte.

Un total de 26 permisos

Así, habría un tramo de esta modalidad entre el refugio de Bendaña y la desembocadura del río Brandelos (0,6 kilómetros), el ya existente entre el puente nuevo de Ledesma y la Tosta do Muiño do Boticario (0,5 km) y entre la unión del Deza y del Ulla y la Tosta de García (2,3 kilómetros). El coto de Deza, que pasará a llamarse coto truchero de Cira, tiene otros dos tramos con extracción: uno de 3,1 kilómetros entre la Tosta do Muiño do Boticario y el Refuxio de Bendaña, y otro, de 5,8 km, entre el Regato de Donas y el puente nuevo de Ledesma.

En cuanto al número de permisos de pesca, serán 26 en total, repartidos entre los 10 para captura y suelta y 16 para extracción.

Por lo que se refiere al coto de Carboeiro, el pasado 6 de octubre el Club de Pesca Río Deza presentó una solicitud para ampliar el coto de pesca sin muerte de Carboeiro, en aguas del Deza, en 1.400 metros, desde el límite inferior del coto (en la desembocadura del río Orza, en A Carixa) hasta la desembocadura del río Toxa en el Deza, por debajo de la pasarela metálica que cruza el río.

En la actualidad, este coto tiene su límite superior a 30 metros aguas abajo de la restitución del agua de la minicentral de Saídres y el inferior en la desembocadura del Orza. Esta ampliación fue sometida al Consello Provincial de Pesca Continental de Pontevedra, celebrado el 14 de ese mismo mes, y después se trató en el Consello Galego de Pesca Continental, a mediados de diciembre.