Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Venas de cuarzo para mover el mundo

La cantera de San Miguel de Castro obtiene cada año 50.000 toneladas de cuarzo para generar silicio | Este material se utiliza para fabricar los circuitos de diversos aparatos electrónicos o los paneles solares

Vista general de la cantera ubicada en la parroquia estradense de San Miguel de Castro en la tarde de ayer. | // BERNABÉ/JAVIER LALÍN

Las aplicaciones tecnológicas del silicio que se obtiene del cuarzo son explotadas desde hace tiempo, tanto que hoy en día es uno de los materiales más importantes en nuestro día a día, aunque no lo sepamos. De esta material extraído del cuarzo se fabrican los circuitos integrados que hacen funcionar los equipos electrónicos, imprescindibles en la vida cotidiana, además de usarse en numerosos procesos industriales, en la fabricación de vidrios o en las celdas para los paneles solares. Ese cuarzo se extrae de las minas, siendo Galicia la principal productora de toda España.

Una de esas minas se encuentra en A Estrada, en la parroquia de San Miguel de Castro. Allí, la firma Erimsa inauguró en el año 2000 un centro de producción bautizado como el Castillo. Desde su apertura hasta hoy la cantera estradense trabaja a pleno rendimiento. Según los datos ofrecidos por la empresa, anualmente salen de la mina de San Miguel de Castro 50.000 toneladas de cuarzo metalúrgico. Además, de la cantera salen 150.000 toneladas de áridos que se emplea para la construcción y 25.000 toneladas de la gama Q Sand que tiene múltiples aplicaciones y está especialmente enfocada a la fabricación de morteros y pinturas, abrasivos, fundición y ferroaleaciones, entre otros. Para atender el día a día del centro ubicado en San Miguel de Castro Erimsa cuenta con diez trabajadores.

“Galicia es una potencia en recursos minerales; hay numerosos proyectos basados en una minería moderna y sostenible, como la que practicamos en Erimsa que, consideramos, se deben priorizar. Es una realidad que estas materias primas son estratégicas para la innovación y el progreso social y económico. Es una oportunidad única para situar a esta comunidad a la vanguardia de la transición energética”, expone José Antonio Valencia, director general de la compañía.

Este se reafirma en que el aprovechamiento de la riqueza del suelo en Galicia es punta de lanza para la innovación con proyectos de economía circular. Esto pasaría por aprovechar al máximo lo que ofrecen estos materiales que posee Galicia y todo bajo una premisa, los recursos no son renovables, por lo que hay que buscar un método que permita reutilizarlos al 100%.

La minería ha sido tradicionalmente una actividad económica necesaria porque facilita recursos estratégicos para el avance de las sociedades, si bien, en ocasiones, genera controversia, especialmente por cuestiones medioambientales. En este sentido, José Antonio Valencia señala que la mejor garantía de que hoy en día no caben prácticas perjudiciales para el medio ambiente es que está muy regulada y reglada, tanto a nivel nacional como en Europa.

En el caso de la mina de San Miguel de Castro, desde Erimsa recuerdan el premio concedido en Bruselas en el año 2019. Bajo la filosofía de Accidentes 0, el centro de producción de A Estrada consiguió el primer premio en la categoría de salud y seguridad laboral por una medida implementada que tenía como objetivo erradicar la emisión de polvo de sílice. Este mismo proyecto había recibido el premio de la Federación Española de Áridos en 2018.

Esa misma filosofía de evitar accidentes marca el día a día en el Castillo, donde se trabaja entre grandes medidas de seguridad. Recientemente un camión sufrió un accidente en una carretera cercana a la cantera. Desde Erimsa mostraron su satisfacción al conocer que había resultado ileso.

Compartir el artículo

stats