Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lalín y A Estrada mantienen sus ingresos tributarios en el primer año de la pandemia

Las administraciones municipales incluso aumentaron su recaudación, pero a unos niveles insignificantes | Agua, alcantarillado y basura tienen mayor impacto en la lalinense

Los dos principales concellos de las comarcas superaron el primer año de la pandemia sin consecuencias para sus arcas municipales y mantuvieron sus niveles de ingresos por los principales impuestos y tasas. Lalín, tradicionalmente con un volumen de recursos mayor –el año pasado obtuvo 1,3 millones más que A Estrada– incluso logró mejorar sus números, como también aconteció el ayuntamiento de Tabeirós, pero en ambos casos en unos índices no precisamente llamativos.

La contribución urbana, agua, alcantarillado y basuras tiene un mayor impacto en el ayuntamiento dezano hasta el punto que en alguno de estos tributos o tasas municipales la diferencia es muy acusada y se sitúa en el 40% más que en el vecino. Otros recursos como el Servizo de Axuda no Fogar (SAF) muestran unos índices de ingresos tan parejos que casi se puede decir que son idénticos –107.584 euros en Lalín por 108.374 de A Estrada– y lo mismo ocurre con el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) urbano, pero con una salvedad: el Concello de Lalín alcanza 31, millones después de ver como caían sus transferencias por este concepto en algo más de 160.00 euros en un año, mientras que en el estradense aumentó sus recursos en casi 350.000 euros. Mientras, el impuesto que penaliza las propiedades rústicas deja más dinero en el ayuntamiento de Tabeirós.

Los Bienes Inmuebles de Característica Especial (Bices) son una importante fuente de ingresos para las administraciones locales y en este particular a Lalín llegan más recursos por, en principio, sus montes acoger un mayor número de complejos energéticos de viento –tiene un parque eólico singular cuya tributación no está incluida en este epígrafe– y ambos territorios están atravesados por la autopista Santiago-Dozón. También existe una importante diferencia en la recaudación por las plusvalías, suprimidas en Lalín ya en el anterior mandato y vigentes en A Estrada, mientras que la menor carga impositiva y un parque automovilístico más corto penalizan al concello dezano en el impuesto de vehículos.

Simón Espinosa

Sí resulta llamativo por ejemplo que los lalinenses satisfagan 626.500 euros por abastecimiento de agua y 389.000 los estradenses o la diferencia en la recaudación por los servicios de alcantarillado o basura. En el primer caso son 477.453 euros frente a 164.700 y en el segundo, cerca de un millón y 775.000 euros respectivamente.

La instalación de terrazas también supone más recursos económicos para la caja municipal lalinense y las multas de tráfico, donde el volumen de ingresos casi duplica al del ayuntamiento vecino.

Los datos de la liquidación presupuestaria que ofrece el ministerio indican que Lalín ingresa más dinero por el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) pese al aumento experimentado en este concepto en el concello estradense.

Los nueve concellos acumulan más de 5 millones en saldos de dudoso cobro

En el capítulo de “saldos de dudoso cobro” se incluyen todos aquellos derechos pendientes considerados de difícil o imposible recaudación por parte de las haciendas locales. Hay tasas, impuestos, sanciones y también sentencias sin ejecutar en las que los ayuntamientos son perceptores de una indemnización u operaciones de monetarización de suelo en las que los promotores deben abonar a las arcas municipales un cantidad determinada de dinero. Y además también figuran empresas que han quebrado sin estar al día en sus obligaciones fiscales. La liquidación presupuestaria de 2020 de los nueve concellos de Deza y Tabeirós-Montes nos indica que este capítulo asciende a 5,3 millones. Los saldos de dudoso cobro son los siguientes: Lalín (553.108 euros), Silleda (136.241), Vila de Cruces (175.937), Rodeiro (1.531.003), Agolada (373.840), Dozón (20.783), A Estrada (1.093.078), Forcarei (155.656) y 1.279.329 euros en el de Cerdedo-Cotobade.

Compartir el artículo

stats