El PSOE de A Estrada valora negativamente los presupuestos que la Xunta de Galicia propone para el año 2022. Su portavoz municipal, Luis López Bueno, sostiene que el documento “olvida por completo las necesidades estratégicas” del municipio y ratifica que “no se puede contar con la Xunta para lo que realmente le importa a los vecinos”.

López Bueno considera mucho más importante “lo que no hay” en las cuentas que las partidas que sí aparecen. La ampliación del polígono de Toedo, trabajos de conservación en el centro de salud antiguo, ensanche y mejora del firme en las carreteras PO-213 y PO-214, señalización y conservación de las rutas jacobeas Camiño da Geira e dos Arrieiros y Camiño Miñoto y la finalización de las parcelarisa del Val de Vea II, Arca-Nigoi y Codeseda son algunas de las enmiendas que los socialistas presentaron en el Parlamento de Galicia y que no fueron aceptadas por el PP. En total, representaban más de dos millones de euros en inversiones.

Para el líder socialista es “gravísimo” que la ampliación de Toedo no cuente con una partida, puesto que la creación de suelo público industrial “debe ser la prioridad número uno de cualquier gobierno de este Concello”. “Estamos asistiendo a un auténtico drama industrial, los emprendedores estradenses están obligados a asentar fuera de A Estrada sus empresas, porque aquí no hay oportunidades económicamente viables”, asevera. La situación demográfica y el empleo “evolucionan muy mal”, añade López Bueno, que tilda de “dramático” el éxodo de población de entre 25 y 40 años, que “está marchando a donde hay trabajo”.

También valora negativamente “la actitud cómplice” del alcalde, José López Campos, al que acusa de “conformismo inaceptable” y del que destaca como “única aportación” la promesa de que la Cidade do Moble sería “el Ikea gallego”. El edil insta al regidor a “cambiar de socios”, pues ve “agotada” la vía de la Xunta y defiende que “es la hora de abrirse a entidades como Zona Franca de Vigo y Suelo Empresarial Atlántico, que sí están cumpliendo con los concellos”. Esgrime que los datos hablan por sí solos: Mientras Zona Franca destinó en 2020 más de 60 millones de euros a desarrollos de suelo industrial en la provincia, la Xunta únicamente contempla 1,5 millones en 2022, que irán para la cuarta fase de Lalín 2000”.

Por otra parte, el edil socialista ve “ridícula” la partida destinada a la autovía AG-59 y vaticina que 2022 será “otro año de parálisis”. “No veremos ni un metro más de asfalto”, asegura López Bueno, de modo que ya habrán transcurrido “doce años desde que Agustín Hernández anunciara el primer proyecto de ampliación”. “El futuro de A Estrada pasa por la autovía, y el proyecto recortado que pretende ejecutarse no será suficiente”, advierte. Y considera “poco inteligente” que el alcalde “consienta” que, año tras año, aparezcan partidas presupuestarias para la AG-59 que “no se llegan a ejecutar”.

En los presupuestos sí se contempla alguna de las enmiendas que venía presentando el PSdeG desde hace años, como el desdoble de la traída del Umia, que atribuye a “la presión política y vecinal”.