Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El silencio por los vertidos al Asneiro y al Deza

Aún se desconocen los resultados de los controles de principios de julio | El PSOE traslada este asunto al parlamento autonómico

Espuma en el río Deza, en Merza, a mediados del pasado mes de septiembre. | // PROTECCIÓN CIVIL VILA DE CRUCES

A principios del pasado mes de julio la Xunta confirmaba que técnicos del Plan de Control de Vertidos del organismo autónomo Augas de Galicia se habían desplazado a la comarca para inspeccionar los vertidos en los ríos Asneiro y Deza. Transcurridos casi cuatro meses, el gobierno gallego continúa –pese a las reiteradas consultas cursadas– sin arrojar un mínimo de luz a unos episodios que son demasiado frecuentes y que se arrastran desde hace años. Sí es cierto que la presencia de un material con apariencia de espuma y en grandes cantidades como ahora nunca había trascendido.

En una consulta de esta Redacción, el 6 de julio, la Consellería de Infraestruturas –departamento del que depende Aguas de Galicia– había concluido que en las inspecciones a los cauces fluviales se constató la presencia de formaciones de espuma “en el río Deza y en su afluente el Asneiro, sin que se registrase afectación ni mortalidad de peces”. Asimismo, se comunicó que la información recabada durante las inspecciones se analizaría con detalle con el fin de “tratar de esclarecer la causa del posible vertido y, en su caso, adoptar las medidas administrativas que correspondan”. A mediados de julio fue la propia titilar de Infraestruturas, Ethel Vázquez, quien aseguró que todavía no era posible constatar la procedencia de los desperdicios y avanzó que la administración sería “implacable, como siempre hacemos”.

El silencio de la Xunta es compartido por el Concello pese a que el gobierno llegó a exigir a la concesionaria del servicio de aguas, con visita a la depuradora de Botos incluida, que tomase medidas pues la responsabilidad de la gestión de la depuración era suya.En principio Espina y Delfín también habría realizado muestras con la intención de comunicar sus resultados al ayuntamiento.

Ayer el grupo parlamentario socialista hacía pública una iniciativa mediante una pregunta en sede plenaria. El PSOE exigirá al gobierno autonómico una respuesta sobre la adopción o no de medidas “para impedir los vertidos en los ríos Asneiro y Deza”. En su exposición de los hechos apunta a la existencia, este verano, de al menos cinco vertidos en otros tantos días, alguno de los que llegó hasta el coto estradense de Ximonde. O que dos de los episodios de contaminación fueron denunciados ante el Seprona y la Fiscalía de Medio Ambiente por la asociación AEMS-Ríos con Vida y por la Sociedade Deportiva Río Deza.

Compartir el artículo

stats