Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un estradense en la meca del cine animado

Tras trabajar en Lisboa y grabar como director en el Delta del Ebro, Abel Carbajal ficha como profesional por el estudio especializado Laika

Abel Carbajal, ejerciendo de director del proyecto Naturale en el Delta del Ebro. Pau Salvadó

Tiene tan solo 25 años pero el director y animador cinematográfico Abel Carbajal atesora un currículo ciertamente admirable. En él figuran hitos que hablan de su excepcional calidad, como el hecho de que uno de sus cortos –El gran Corelli– fuese nominado a los premios Goya y asimismo, semifinalista en los Óscar para estudiantes. Además, le abrió las puertas –tras graduarse en la Escuela Superior de Cine y Audiovisuales de Barcelona (Escac)– del prestigioso estudio norteamericano Laika, especializado en “stop motion” para formarse allí en prácticas. El COVID hizo que tuviese que regresar a casa. Pero su valía, una vez más, ha hecho que se le vuelva a presentar un reto apasionante: Laika le acaba de fichar como como profesional para trabajar en la elaboración de su nueva película de animación: Wildwood.

Imagen de archivo de Abel Carbajal con Eggs, en Laika Studios.

Imagen de archivo de Abel Carbajal con Eggs, en Laika Studios.

Abel Carbajal tiene claro que es una oportunidad que no puede rechazar. Hace tiempo que Laika le dijo que le quería de vuelta. “Ya tenía que estar allá”, explica Carbajal, a quien le ofrecieron incorporarse el 14 de junio. Pero no pudo ser. Tuvo que armarse de paciencia y esperar. Necesitaba una cita en la embajada para obtener el visado y no había ninguna disponible hasta el 1 de octubre. Con el visado ya en la mano, Carbajal proyecta volver a dar el salto al otro lado del charco el próximo jueves, 28 de octubre. Tres días después, volverá a trabajar –esta vez ya como profesional– en Laika.

Se implicarán en el proyecto en torno a 400 personas, de las que 25 son animadores cinematográficos. Uno de ellos será Abel Carbajal. “”Somos el equivalente a los actores de las películas en imagen real”, incide, “porque creamos la interpretación animada de los personajes”.

Es un reto que afronta “con muchísima ilusión” y con “muchísimas ganas”. Tras obtener el visado, al fin respira. Le resultó especialmente difícil saber que “había un proyecto así que te está esperando y que no puedes ir por cuestiones burocráticas”.

Pero en todo este tiempo –ha pasado ya un año desde que regresara a casa tras permanecer un año trabajando en prácticas en Laika– Abel no se ha aburrido. No le ha dado tiempo sino que involucrado en nuevos y apasionantes proyectos.

Así, entre enero y mayo, estuvo trabajando en Lisboa, en la elaboración de la primera película en “stop motion” realizada en Portugal: Os demónios de meu avô. Si en este caso trabajó como animador cinematográfico, también se ha involucrado en otros apasionantes proyectos vinculados con otra gran pasión: la dirección. Es el caso del proyecto Naturale de tiple autoría –de Greta Díaz, Josep Piñol y el propio Carbajal– emprendido para materializar el rodaje en el Delta del Ebro de una pieza visual concebida para ser el acompañamiento en Delft (Holanda) de la música en directo de la violista Jennifer Stumm.

Abel Carbajal, ejerciendo de director en el rodaje de "Naturale", en el Delta del Ebro. Pau Salvadó

La pieza –para el acompañamiento con viola y percusión– inspiró a sus tres autores –excompañeros de la Escac– a concebir una idea original inspirada en lo que a cada uno le sugería la música. Entre los tres escribieron una narrativa experimental y metafórica que acompaña las sensaciones que proporciona la música, embarcando al espectador en un viaje por un mundo natural aunque imaginario –inexistente– en el que un personaje escapa de un ritual ancestral para intentar liberar las almas de su pueblo.

Un fotograma de "Naturale", el último proyecto dirigido por Carbajal y producido por Greta Díaz, que en este fotograma aparece como actriz.

Carbajal asumió la dirección y Greta Díaz– de nuevo la producción, acorde con los estudios que cursó en la Escac. También fue la protagonista de la pieza, como se evidencia en el fotograma que ilustra esta página. Díaz, admitió Carbajal, es “superimportante para mí”: siempre fue mi productora en todos mis trabajos en la universidad y fuera de ella”. También ella asumió la producción de El gran Corelli. El resultado del proyecto cuyo rodaje impulsaron en el Delta del Ebro ha sido muy satisfactorio.

Otro fotograma de "Naturale", el último proyecto dirigido por el estradense Abel Carbajal y rodado en el Delta del Ebro.

Pero ahora a Abel Carbajal le espera un nuevo reto, orientado a hacernos soñar con el cine animado. Su sueño seguirá siendo volver a dirigir en el futuro, bien sea con imágenes reales, de ficción o videoclips. Talento, calidad, vocación e ilusión no le faltan. Son, sin lugar a dudas, los mejores mimbres para trenzar un prometedor futuro.

Compartir el artículo

stats