Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un nuevo viaje para la estación

Las obras de reforma que arrancaron en la estación de autobuses dará un nuevo uso a estas instalaciones y un nuevo hogar para el centro juvenil que lleva su nombre

Las obras arrancaron hace una semana en la estación estradense.

Hace una semana que la estación de autobuses de A Estrada compró billete para un nuevo viaje. El edificio se somete a una reforma antes de que la Xunta acceda a la petición de reversión de la propiedad en favor del Concello. El futuro de este inmueble se sube al autocar, con el rumbo fijo en dar un nuevo uso a estas instalaciones, además de un nuevo hogar para el centro juvenil que lleva su nombre.

Las obras en curso, que se centran en la envolvente del edificio, tienen que estar ejecutadas en el marco de este mismo año. Serán el pistoletazo de salida para un trámite administrativo que desembocará en que A Estrada recupere una propiedad que en la década de los 90 cedió a la Xunta de Galicia para la puesta en funcionamiento de una estación de autobuses que lleva años en desuso, funcionando únicamente como tal la pérgola exterior para que los viajeros suban o se apeen de los autobuses que conectan la capital estradense con distintas ciudades.

En el mismo lugar

El Centro Juvenil La Estación se prepara para hacer las maletas, aunque no irá muy lejos. Por el momento, los distintos colectivos que conforman el centro pueden hacer uso de la planta baja que venían utilizando hasta la fecha. Las obras que se están ejecutando no le impiden continuar con la normalidad de su actividad. “Realmente nuestra mayor expectativa es que se arreglen los desperfectos de seguridad, como pueden ser las filtraciones, el sistema eléctrico y los baños”, indican desde La Estación.

A la hora de encarar su futuro, este centro también se marca sus propias expectativas en cuanto a la propia gestión de su proyecto. Su idea es poder firmar un convenio de gestión en el que se dote de material y personal al centro juvenil “para dar un mejor y mayor servicio a los jóvenes”, inciden.

Hace siete años que un grupo de jóvenes de A Estrada fundaron en los bajos de la estación de autobuses un centro en el que reunirse y compartir inquietudes comunes. Tuvieron que arrimar el hombro para acondicionar un espacio que hallaron abandonado, olvidado por todos. Se lo tomaron como una oportunidad para trabajar codo con codo y construir un espacio común. A golpe de brocha y cepillo, nació el Centro Juvenil La Estación.

En estas instalaciones se fueron reuniendo múltiples asociaciones juveniles, desde quienes comparten su gusto por el skate a quienes disfrutan con las batallas de Nerf, los videojuegos y la música. Todos tienen su lugar. Toda esta labor está coordinada por la asociación Ocionautas, con Annie Sánchez y Alfonso de la Cantera al timón. La agrupación está detrás de la organización de festivales como el Xfest o de distintas iniciativas que buscan la implicación de los jóvenes con la sociedad estradense.

Compartir el artículo

stats