Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El renacer de los libros

Jeannete Valiñas muestra la sección de libros de segunda mano de Pintaletras.  | // BERNABÉ/JAVIER LALÍN

Jeannete Valiñas muestra la sección de libros de segunda mano de Pintaletras. | // BERNABÉ/JAVIER LALÍN

Los libros son como esos compañeros de viaje incansables que te acompañan a todas partes. Aunque ellos queden guarecidos en una estantería, las historias que te han contado permanecen contigo allá donde vayas. Sin embargo, puede que ellos también quieran ver mundo, abrir sus páginas ante otros ojos y dejarse disfrutar por alguien diferente a ti. Para esos libros que buscan una segunda oportunidad y que están aburridos del polvo que cae sobre ellos, la tienda Pintaletras, en A Estrada, les ofrece una nueva vida. Acaban de abrir una sección de compra-venta de obras literarias de segunda mano que hace las delicias de pequeños y mayores.

“La idea surgió en el Día del Libro. Hicimos una pequeña venta y la gente se entusiasmó”, dice la propietaria, Jeanette Valiñas. Según explica, la idea de crear esta sección de segunda mano rondaba por su cabeza desde el año pasado. Sin embargo, y debido a la pandemia, decidió posponer la puesta en marcha de esta iniciativa. “Al ser libros, es inevitable que la gente quiera tocarlos, verlos por dentro... Sin embargo, creo que ha llegado el momento de empezar a vivir”, bromea Valiñas, al tiempo que explica cómo funciona su nuevo proyecto.

Cuarentena de 72 horas

Así es que esta nueva sección de libros está concebida como una compra-venta. Es decir: cualquiera puede comprar y cualquiera puede vender. “Cuando me traen uno, lo tengo en cuarentena durante 72 horas por precaución. Además, antes de tocarlos, le pido a la gente que se eche el gel hidroalcohólico”, explica Valiñas, consciente de que todavía hay que tomar todas las precauciones necesarias para prevenir contagios.

Entre los libros que atesora esta nueva sección de Pintaletras, la mayor parte de ellos son infantiles. “Tienen buena acogida porque suelen ser cuentos que se leen rápido y luego se guardan, la mayoría siendo todavía nuevos”, dice Valiñas. Aunque esta última también es una condición de los libros de segunda mano que vende: tienen que estar en buen estado.

Entre 3 y 5 euros

En lo que respecta a los precios, en Pintaletras solo barajan dos. “Suele depender un poco de cuánto costase en origen, pero los ponemos a tres o a cinco euros. Depende si son libros muy viejos, si son clásicos como Caperucita Roja o si son de ediciones más caras y actuales”, explica la propietaria. Y lo cierto es que en su nueva estantería de libros de segunda mano, hay de todo. Desde llamativas portadas para los más pequeños hasta clásicas novelas, como Cien años de soledad. El que busca, encuentra. Y en Pintaletras hay opciones para todos los gustos y sabores.

“Es una forma de fomentar la lectura. Así los libros siguen circulando, no se quedan estancados en las estanterías. Lo único que se busca es que se facilite la lectura a precios asequibles”, concluye Valiñas, que asegura que la iniciativa está yendo por buen camino. Antes de abandonar Pintaletras, los libros parecen sonreír a la espera de una nueva vida. Y es que quien diga que las segundas oportunidades no son buenas, no entiende nada de libros.

Compartir el artículo

stats