Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los primeros chapuzones, en A Estrada

Acondiciona sus piscinas para abrirlas el 15 de junio | Casi todos los concellos aguardan al 1 de julio | Las de Agolada volverán a estar operativas tras el cierre del verano pasado

Operarios municipales trabajan para poner a punto el vaso principal de la piscina de A Estrada. | // L.D.

Con la llegada del mes de junio,los concellos de las comarcas de Deza y Tabeirós-Terra de Montes comienzan a preparar sus instalaciones dedicadas al ocio de verano. Uno de los puntos de atención en este sentido son las piscinas municipales, que en estos días son objeto de los necesarios trabajos de mantenimiento tras un año de espera. La temporada llegará condicionada por la amenaza del COVID, aunque se aguarda que las restricciones sanitarias sean más suaves que las de un 2020 en el que reinaba la incertidumbre. Los Concellos aguardan por algún tipo de directrices sanitarias por parte de la Xunta de Galicia en cuanto a este tipo de instalaciones. Mientras, apuestan por mantener los modelos implantados el año pasado, que se mostraron efectivos a la hora de contener la propagación de la pandemia.

El municipio más tempranero a la hora de abrir sus piscinas municipales volverá a ser A Estrada. en estos días han comenzado los trabajos para poner a punto los tres vasos, especialmente el más grande. El año pasado la apertura de estas piscinas se retrasó hasta el mes de julio pero la intención este año es volver a la temporada habitual, que va desde el 15 de junio al 15 de septiembre. Para ello ya está en concurso abierto la contratación de un paquete que incluye la gestión de estas piscinas y de la playa fluvial. El plazo finaliza el día 4 de junio. Serán necesarios dos socorristas para las piscinas, dos para la playa fluvial, un taquillero y un limpiador. Se mantendrán las limitaciones, como la petición de cita previa o el aforo limitado.

En el caso de las piscinas municipales de Lalín, el edil de Deportes, Avelino Souto, explicó que la temporada será de dos meses, abriendo sus puertas el día 1 de julio y cerrando el 31 de agosto. No se descarta sin embargo prolongar su apertura algunos días más hacia septiembre si el tiempo incita a ello. Souto apuesta también por mantener un aforo máximo y las medidas sanitarias del año pasado. El próximo mes está previsto realizar los trabajos de mantenimiento y se baraja alguna mejora.

La misma fecha de inicio, el 1 de julio, es la que tienen marcada en el Concello de Silleda, que todavía está pendiente de cerrar la contratación de socorristas. En este caso también se mantendrá el aforo y recordaron que el año pasado solo se llenó en un par de ocasiones. En los próximos días se analizarán los trabajos de mantenimiento y mejora.

En Rodeiro por su parte mantienen vigentes las restricciones sanitarias de cara a la apertura de sus piscinas, el 1de julio, aunque aguardan que la normativa pueda traer alguna concesión. Desde el Concello asumen la necesidad de realizar mejoras en las instalaciones, algo que analizará próximamente.

Cruces por último ya está preparando sus piscinas para abrir el 1 de julio. En este caso apuestan por mantener unas medidas que funcionaron en 2020, con aforo máximo y parcelando el terreno. Seguirán por tanto el mismo protocolo.

Las playas fluviales también se ponen a punto

Un año más, las playas fluviales volverán a ser una alternativa para los vecinos de las comarcas con la llegada de las altas temperaturas. Una de las que mayor éxito tuvo el año pasado fue la playa fluvial de Liñares, en A Estrada. Era la primera vez que se abría gratuitamente al público tras el acuerdo entre el Concello y la Sociedad Deportiva Río Ulla y registró grandes afluencias a lo largo de todo el verano. En estos días, el Concello ha iniciado los trabajos para arreglar todas las instalaciones de la playa, sin utilizarse desde que cerró sus puertas en septiembre. Inicialmente se espera que reabra el día 1 de julio, aunque no se descarta que, si los trabajos avanzan a buen ritmo, pueda abrirse ya a mediados de junio. El Lalín está la playa de Pozo do Boi, en Vilatuxe, que también está previsto que cierre las compuertas hacia fin de mes para abrirse al público con la llegada de julio. Vila de Cruces, con la playa de A Carixa, en Merza, y Dozón, con la zona de Sanguiñedo, también tienen sus propuestas de playa fluvial, al igual que Cerdedo.

Forcarei realizará mejoras en el entorno

La hierba artificial será protagonista de la piscina de Forcarei. El Concello dotará a las áreas de tierra entre el vaso y el bar de este tipo de césped, resistente a los rayos UV y altura de hilo de 30 mm, para incrementar el confort y la comodidad de las personas que utilizan esta instalación deportiva y de ocio en los meses de verano. La obra incluye la creación de cuatro alcorques con aplicación de caucho alrededor de cuatro árboles y la instalación de malla antihierbas sobre toda la superficie a cubrir por el césped artificial. Estos trabajos, en la piscina y otros que se realizan en la parte delantera del gimnasio, fueron adjudicados a Naturgalia SL por 18.005 euros. Estas obras se están llevando a cabo en estos días y se espera que puedan estar finalizadas en breve. La intención del gobierno local es abrir la piscina de Forcarei y también la de Soutelo de Montes el día 1 de julio, con una temporada de dos meses por delante.

Una reapertura largamente esperada

El Concello de Agolada ha anunciado su intención de reabrir sus piscinas municipales este año. Cabe recordar que en 2020, el municipio dezano tomó la decisión de no abrir sus instalaciones al público, siendo el único de la zona en tomar esta drástica decisión que sin embargo sí tomaron otros como los de Cuntis o Caldas. Agolada anunció que no se iban a abrir las piscinas verano a través de un bando editado por el alcalde, con el fin de evitar contagios. En su lugar, se habilitó la zona de baño de Brocos. Un año después de una decisión explicada por el contexto de incertidumbre que reinaba tras el confinamiento, el Concello ha anunciado su reapertura en el mes de julio, tras los necesarios trabajos de mantenimiento.

Compartir el artículo

stats