Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La residencia de Silleda mantiene quince enfermos de COVID tras recibir 34 altas

El Sergas realiza PCR a los 24 trabajadores y once ancianos que no dieron positivo en los cribados anteriores | Lalín recorta dos casos activos y queda en siete, su mínimo del año

Personal sanitario, ayer, a su llegada a la residencia para realizar las PCR. |   // BERNABÉ/JAVIER LALÍN

Personal sanitario, ayer, a su llegada a la residencia para realizar las PCR. | // BERNABÉ/JAVIER LALÍN

Más de treinta altas de golpe dejan en una quincena los enfermos de COVID-19 en la Residencia de Maiores de Silleda. El Sergas notificaba ayer 31 altas por negativizar (30 usuarios y una trabajadora), lo que dejaría aún 18 infectados: 14 ancianos y 4 empleados. Sin embargo, desde la dirección del centro aseguran que otros tres residentes ya han superado la enfermedad, de modo que quedarían once infectados, quince contando al personal.

Desde el geriátrico ya se había indicado en días pasados a esta Redacción que la mayor parte de los pacientes ya había superado la enfermedad, pero la confirmación oficial llegó ayer a través del parte de las consellerías de Sanidade y Política Social. Cuando trascendió el brote, el 10 de marzo, la residencia de Coviastec contaba con 59 usuarios y 31 trabajadoras, a las que se sumó otra desde entonces. Hasta 48 internos y ocho empleadas llegaron a estar infectados por el SARS-CoV-2. Dos ancianos fallecieron –un hombre de 87 años el pasado sábado y una mujer de 92 el martes–, 35 han sido dados de alta y otros once siguen contagiados, igual que cuatro trabajadoras, a tenor de las cifras contrastadas con el propio centro.

En definitiva, de una comunidad geriátrica formada por 91 personas apenas un tercio (35) se habría salvado de la infección. A las 24 trabajadoras y once usuarios que no dieron positivo en los cribados anteriores se les realizaron ayer PCR, cuyo resultado debería conocerse hoy. Un equipo de profesionales del Servizo Galego de Saúde se desplazó al edificio situado a las afueras de Silleda para tomar las muestras.

Sanidade notificaba ayer a las autoridades municipales 41 casos activos en Silleda, diez menos que el miércoles, pero demasiados teniendo en cuenta la drástica reducción de contagios en el geriátrico. Desde el gobierno local entienden que en los 41 contagios se incluyen aún residentes ya negativizados.

La situación apenas varía en los demás concellos, a excepción de Lalín, que ayer bajaba dos casos activos y quedaba en siete, su mínimo en lo que va de año. La incidencia acumulada sigue en parámetros de nueva normalidad. Vila de Cruces seguía ayer con ocho convalecientes, mientras que A Estrada y Cerdedo-Cotobade repetían con dos cada uno; cabe reseñar un repunte de la incidencia en este último concello, con algún positivo nuevo diagnosticado en los últimos días, según refleja el mapa del Sergas. También constata la detección de contagios en la última semana en Forcarei, pero ya no en el municipio de Agolada.

Los escolares se van de vacaciones sin virus

Los centros educativos de Deza y Tabeirós-Terra de Montes se van de vacaciones de Semana Santa libres de coronavirus. Así lo refleja el boletín remitido ayer por Sanidade, del que desaparecen los dos positivos que figuraban desde hace un par de semanas en el CEIP Nosa Señora das Dores, de Forcarei, y también los dos que se repartían entre el IES de Cotobade y el colegio de Carballedo, ambos en la parte cotobadesa del municipio fusionado. Es la primera vez prácticamente desde el comienzo del curso académico, allá por septiembre del año pasado, que no aparece ningún caso de COVID-19 en colegios, institutos o guarderías de ambas comarcas.

Compartir el artículo

stats