Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Lidl piensa en A Estrada

Una consultora técnica hace sondeos en los terrenos que la firma desarrolló en 2012 | El área cambió en estos años y ahora los sitúa junto a una jugosa zona de servicios

La superficie fue rozada y la máquina de una consultora técnica realizó sondeos en los terrenos. |   // A.CELA

La superficie fue rozada y la máquina de una consultora técnica realizó sondeos en los terrenos. | // A.CELA

¿Casualidad? Puede que sí... o puede que no. El caso es que, justo al día siguiente de que la junta de gobierno de A Estrada diese luz verde para la construcción de la superficie comercial que abrirá la cadena levantina Mercadona en la capital estradense, el proyecto que la alemana Lidl tenía para la villa pareció despertar de su letargo. Desde la compañía todavía no se han pronunciado –esta Redacción se puso ayer en contacto con su departamento de comunicación–, pero las máquinas volvieron en la pasada jornada sobre la parcela que urbanizó hace años en la zona de A Baiuca.

En concreto, sobre estos terrenos al pie de la N-640 pudieron verse máquinas para la realización de sondeos, unas catas que hacen pensar en la posibilidad de que se esté sopesando emprender una construcción sobre este solar. En paralelo, la finca fue desbrozada en las últimas horas, mejorando notablemente la imagen de esta propiedad, en la que en su momento se distribuyeron las plazas de estacionamiento que habrían de servir a un establecimiento que la compañía mantuvo todos estos años en un limbo.

De hecho, los últimos intentos de FARO por conocer las intenciones de Lidl con respecto a A Estrada no obtuvieron respuesta, después de que en diversas ocasiones fuentes de la compañía manifestasen que el proyecto no estaba descartado. En concreto, sus últimas declaraciones aseguraban que la apertura en el municipio estradense estaba “sobre la mesa” pero “sin planes ni plazos temporales concretos”.

Una larga historia

La historia entre Lidl y A Estrada es ya larga, incluso sin que la firma haya abierto sus puertas en el municipio. La compañía tuvo que esperar la friolera de una década para poder contar con luz verde del ayuntamiento para emprender las obras de urbanización sobre una parcela para cuyo desarrollo tuvo que impulsar un plan parcial, previo a la aprobación del PXOM. Cuando obtuvo el permiso municipal para iniciar las obras, el panorama económico era ya radicalmente distinto. El permiso llegó en plena crisis. La empresa cumplió con la urbanización de la parcela de 10.000 metros cuadrados en 2012. Poco después, un cartel anunció la puesta en venta de los terrenos, una maniobra que se interpretó como que había desistido –en un marco económico ciertamente complicado– de su intención de abrir una de sus superficies en A Estrada. Sin embargo, la cartelería que anunciaba la venta fue retirada y, tiempo después, la empresa volvió a confirmar a FARO que el proyecto estaba sobre la mesa. Así hasta hoy.

Movimientos

En la jornada de ayer toda la superficie fue rozada y al cierre de esta edición una máquina de una consultoría técnica continuaba sobre los terrenos, en una zona muy próxima al aparcamiento habilitado durante la urbanización, lo que hace prever que los trabajos de sondeo puedan continuar estos días.

El plan parcial que promovió Lidl para asentarse en A Estrada contempló una edificabilidad de 5.000 metros cuadrados para la construcción de la nave, una zona de estacionamiento en superficie, dos parcelas para aprovechamiento lucrativo del Concello (con una superficie conjunta de 1.000 metros), zona verde y espacio dotacional. Cierto es que la zona en la que inicialmente planeó asentarse esta cadena de supermercados nada tiene que ver con la actual. Cuando la empresa urbanizó su parcela en la Avenida Benito Vigo –en una situación estratégica y de fácil acceso–, en las inmediaciones de su futura superficie comercial estaba el estadio de fútbol de A Baiuca. Sin embargo, en estos años de espera e inactividad sobre el terreno, el área ha mudado de forma radical. El estadio de A Baiuca se trasladó y en su lugar, al abrigo del PXOM, el Concello promovió un suelo dotacional que permitió la construcción de una nueva escuela infantil y un nuevo centro de salud, ambos servicios ya operativos. A ellos podría sumarse pronto un edificio de juzgados.

En el caso de que Lidl confirme su intención de abrir una superficie en el casco de A Estrada, esta cadena y Mercadona pasarían a ocupar sendos solares en la Avenida Benito Vigo, cada uno en un extremo de la villa y, a buen seguro, con capacidad de atracción de consumidores procedentes de municipios limítrofes.

Compartir el artículo

stats