Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

María dolores simón valladares | Futura concejala de Rodeiro

“Desde la política municipal se puede ayudar a la gente necesitada, y eso me gusta”

“Rubén Quintá va a ser un buen alcalde de Rodeiro; es una persona muy buena y que sabe escuchar a todo el mundo”

Simón posa ante el Concello de Rodeiro.

Hace memoria para recordar que forma parte del Partido Popular de Rodeiro desde “las primeras elecciones con Luis López a la cabeza, aunque siempre me llevé muy bien tanto con Eliseo como con Luis, con todos”. En las últimas elecciones municipales fue de número 8 en la lista de los populares que encabezó el futuro delegado provincial de la Xunta. Ahora, María Dolores Simón Valladares se convierte en nueva edil de los populares en el Concello de Rodeiro.

–¿Cómo recibió la noticia de su ingreso en la corporación?

–Si te soy sincera, la verdad es que me quedé un poco en shock porque es algo con lo que no contaba para nada. Además, no había leído la prensa y no tenía ni idea al respecto del futuro de Luis en la delegación provincial. Así que, tengo que reconocer que me quedé un poco aturdida pero, después, ya pude hablar con Luis y con otros miembros del partido y, bueno, también tengo que decir que es algo que me puso muy contenta.

–¿Qué supone para una militante de toda la vida formar parte de su grupo municipal?

–Como te digo, es algo que me hace muy feliz porque supone poder entrar y poder aportar un granito de arena en lo que es el gobierno local en su día a día. Lo cierto es que voy con mucha ilusión por lo que tiene de estar en un lugar donde se toman tantas decisiones importantes para el vecindario de Rodeiro.

–Dicen que la política municipal es la más cercana al administrado, ¿le gusta el reto?

–Mucho. A mi, sobre todo, lo que más me gusta es la política municipal. La verdad es que desde que tengo uso de razón siempre me gustó ayudar en lo poco o mucho que podía y esta es una muy buena oportunidad para ponerlo en práctica. Quiero decir que siempre me gustó ayudar a la gente que lo necesitaba y creo que desde la política municipal se puede ayudar a muchos de ellos. Ya digo que es algo que me pareció interesante de toda la vida. Ahora podré hacerlo pero ya digo desde mi particular granito de arena en el Concello.

–¿Cuál cree que podrá ser su aportación personal a la gobernabilidad de su municipio natal?

–Tengo que decir que yo estoy a disposición del partido en el sentido de que me digan qué tengo que hacer. Soy una mujer de partido y ellos también saben que en todo lo que pueda echar una mano allí estaré. Es la única manera en la que concibo este tipo de política, la que está más apegada al concello. Yo creo que ellos también lo saben porque desde que empecé a colaborar han podido contar conmigo para lo que necesitaran.

–¿Hay algún área en especial que le gustaría poder abordar?

–Ninguna en especial. En realidad, soy una persona muy versátil y me adapto muy fácil a las circunstancias. En este sentido, pienso que no tendría ningún problema para dedicarle más tiempo a alguna de las muchas áreas en las que se divide la gestión municipal.

–¿Cree que se echará mucho de menos en el Concello al todavía alcalde y futuro delegado provincial ¿Cree que hará un buen papel en su nuevo cargo en Pontevedra?

–Tengo que decir que a Luis se le echa de menos siempre que no está. Eso sin duda. De todas formas, la gente que está ahora con él en el gobierno es muy capaz de poder afrontar con garantías todo lo que falta por hacer. Y en cuanto al trabajo de Luis en la delegación provincial de la Xunta, estoy segurísima de que hará un buen trabajo. Además, es un orgullo para todo Rodeiro que Luis López sea el nuevo delegado de la Xunta en Pontevedra. Luis lleva mucho tiempo dedicándose a todo esto y desde muy joven. Con la formación académica que tiene y con la enorme experiencia que tiene como regidor municipal estoy convencida de lo que hará muy bien.

–Finalmente, y tras la fumata blanca correspondiente, todo indica que Rubén Quintá será su sucesor. ¿Qué le parece la decisión?

–Como digo, cualquiera de los que forman parte del equipo de gobierno de Rodeiro está perfectamente capacitado para poder dirigir un Concello como el nuestro. Evidentemente, en cuanto a que Rubén Quintá suceda a Luis al frente de la Alcaldía es algo que me parece muy bien, como no podía ser de otra forma, claro. Rubén es una persona que, al igual que Luis, también lleva mucho tiempo en esto y es muy capaz de hacerlo tan bien como él. Estoy segura de que Rubén Quintá será un buen alcalde de Rodeiro. Es una persona muy buena y que sabe escuchar a todo el mundo, algo que no abunda en estos momentos en la política. Así que, sólo me queda que felicitarlo y desearle lo mejor en su mandato municipal.

–¿Cuál era su preferido en la sucesión de Luis López?

–Como estaba convencida de que cualquiera de ellos lo haría muy bien, no podría quedarme con uno en concreto porque todos son personas que saben cómo hay que hacer las cosas bien en lo que a política municipal se refiere. Rubén Quintá es el elegido finalmente y, por lo tanto, estoy muy contenta por ello.

–¿Le gusta que muchos de sus compañeros de partido y vecinos de Rodeiro la etiqueten como un ejemplo de superación?

–Yo siempre dije que nunca me creí el ejemplo de nada. Supongo que por ir en silla de ruedas y ser alguien que no quiere quedarse atrás en nada de lo que hago, no creo que tenga que ser un ejemplo por eso. De todas formas, intento ser positiva y tirar para adelante, como se dice en estos casos. Pero sí que recalco que no me considero un ejemplo en absoluto. Yo padezco una enfermedad muscular degenerativa de nacimiento, aunque se empezó a desarrollar sobre todo a partir de los diez años de edad. Hasta los 17 pude caminar y después cuando me fui a Santiago empecé a usar por comodidad la silla de ruedas, y ahora ya la utilizo de forma más asidua. Pero, insisto, que esto no tiene nada que ver con ser un espejo para nadie.

Compartir el artículo

stats