Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Estadística cifra la población de Lalín en 20.207 personas y el ayuntamiento la eleva en 54 más

Estadística cifra la población de Lalín en 20.207 personas y el ayuntamiento la eleva en 54 más

El Concello de Lalín se mantendrá otro año entre los municipios de primera categoría, es decir, aquellos que rebasan los 20.000 vecinos. El Instituto Nacional de Estadística (INE) remitió recientemente una comunicación al ayuntamiento mediante la que cifraba en exactamente 20.207 la población del municipio a 1 de enero del presente año, aunque el gobierno local estima que el censo real es superior en 54 personas.

El ejecutivo remitirá al organismo estatal una propuesta de corrección de estas cifras. Aduce que esta disparidad de criterios entre el departamento municipal que gestiona el padrón y Estadística suele ser habitual y puede corregirse al alza, apuntando que actualmente la cifra consolidada del pasado ejercicio era de 20.218 personas. Por eso se entiende que lo razonable es que el presente curso remate con un censo incluso más elevado que el del anterior. Precisamente esos 20.218 habitantes es el censo oficial del INE a 1 de enero de 2019 que, si lo comparamos con el último, supondría que Lalín perdería exactamente 11 vecinos. Al margen de los movimientos migratorios, en los que la cabecera comarcal dezana suele salir bien parada, no se puede perder de vista que, como en lo que se denomina la Galicia vaciada, el número de nacimientos es menor del de nacimientos. El municipio suele moverse en los últimos años en un saldo vegetativo negativo de una horquilla de en torno a un centenar de personas. Sirva como ejemplo que durante 2018 -el último registro oficial- fueron 251 los lalinenses fallecidos, mientras que los nacimientos sumaron 127.

Si nos centramos en uno de los fenómenos favorables, Lalín es un territorio que recibe más vecinos de los que se van. Así las cosas, también en el transcurso de 2018, recalaron en la localidad un total de 787 individuos, que compensaron a los 525 que se fueron. Entre la inmigración destacan los 273 procedentes del extranjero o 141 de otras comunidades autónomas españolas. Por el contrario, hubo hasta 460 que abandonaron este concello para irse a otros países y 130 emprendieron una nueva vida lejos de Galicia, pero dentro del territorio español.

Los datos más recientes respecto a las principales edades de los lalinenses son del pasado año. El perfil medio de sus ciudadanos es del de un individuo de 48,2 años pues esa es la edad media para los registros estadísticos. El 24% de los vecinos de la localidad rebasa los 65 años, o lo que es lo mismo, son 4.918. Este dato supone un incremento de dos puntos porcentuales respecto a hace diez años, cuando había 4.743 personas en edad de jubilación, pero entonces el padrón municipal era superior y alcanzaba los 21.254 vecinos de pleno derecho. Si observamos qué acontece con la población de menor edad, su impacto sobre el conjunto del padrón es muy semejante en una década. En 2009 había 950 niños de menos de 5 años de edad y en el último balance oficial la cifra se situaba en 881; es decir, un total de 69 menos.

Lalín ya había estado por debajo de los 20.000 vecinos en la década de los años 80, desde entonces siempre rebasó esta barrera, aunque no muy holgadamente. El momento más crítico se produjo hace ahora un lustro, en 2015, con un padrón de 20.005 habitantes; es decir, salvó la primera categoría in extremis. El las dos últimas décadas el pico máximo se alcanzó en 2009, con 21.254 empadronados. La crisis económica y la sangría demográfica que atenaza al interior gallego provocó que a partir de 2012 las cifras poblacionales cayesen de una manera alarmante. Los últimos registros oficiales de población por años son los siguientes: 20.044 vecinos en 2016; 20.075 doce meses después y 20.103 en 2018.

Compartir el artículo

stats