Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un Domingo de Resurrección inusual en las iglesias de las comarcas

Un Domingo de Resurrección inusual en las iglesias de las comarcas

| La Semana Santa finalizó en el día de ayer con el tradicional Domingo de Resurrección, una de las jornadas en las que los fieles aprovechan para acudir a las iglesias y participar en las eucaristías. Pero la celebración en las comarcas fue inédita y, como en los oficios de los días previos, las misas a puerta cerrada solo pudieron ser seguidas en el mejor de los casos a través de Internet. Este es el caso de la parroquia lalinense de As Dores, donde su responsable, Marcos Torres, ofició la misa, tras la que tocó (en la foto) las campanas. En Silleda, a las puertas del templo de Santa Eulalia su párroco, José Pérez (izda) también hizo repicar las campanas después de una misa sin feligreses. También en A Estrada fue inusual la celebración de la Vigilia Pascual, en la que el párroco José Antonio Ortigueira bendijo el agua embotellada comprada previamente. Ya bendita, está a disposición de los fieles en la entrada de la iglesia.

Compartir el artículo

stats