Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La vacunación por hepatitis A en el Golmar finalizará con un millar de personas tratadas

La campaña de inmunización iniciada el pasado día 17 remata mañana -Fuentes sanitarias aseguran que fueron atendidos en el ambulatorio todos los ciudadanos que lo solicitaron

Una paciente es vacunada, días atrás, contra la hepatitis A en el ambulatorio de Lalín. // Bernabé/Javier Lalín

Una paciente es vacunada, días atrás, contra la hepatitis A en el ambulatorio de Lalín. // Bernabé/Javier Lalín

Mañana está previsto que finalice en el ambulatorio lalinense la campaña de vacunación contra la hepatitis A iniciada por el Servizo Galego de Saúde (Sergas) a raíz de un brote detectado en el CEIP Xesús Golmar de la localidad. Fuentes sanitarias aseguran que el tratamiento de inmunización llegó a la totalidad de las personas que así lo solicitaron y que esta campaña se desarrolló con total normalidad y sin incidencias. Es más, se indica que desde el centro de salud se facilitó a escolares, padres, profesorado y personas que conviven con los niños de la decena de aulas potencialmente afectadas, la vacunación en función de sus preferencias y se fue flexible con los horarios preestablecidos para que el plan pudiese alcanzar a todos los que lo habían requerido.

Si en un primer momento las estimaciones de especialistas indicaban que la población susceptible de ser vacunada estaría cerca de las 700 personas, finalmente el volumen de pacientes rondará el millar; es decir, estamos ante el episodio sanitario preventivo de mayor calado de los que se recuerdan en Lalín y en el resto de las comarcas por un brote de una enfermedad. Mañana, atendiendo al calendario anunciado en su momento por la Consellería de Sanidade, finalizará una campaña de vacunaciones contra la hepatitis A iniciada el pasado día 17 en turnos de mañana y tarde. Si en las primeras jornadas el promedio de personas que llegaba al centro de salud para ser inmunizados rondaba el centenar, en los últimos días esta cifra descendió a más de la mitad. Con todo entre hoy y mañana viernes podrían pasar por el ambulatorio algo menos de un ciento de personas. Para articular este procedimiento se reorganizó el servicio, con tres profesionales de enfermería que compatibilizaron sus tareas diarias con estas extraordinarias, en un plan que contó con la colaboración de los responsables de la coordinación del propio centro de salud.

El Sergas, a través de su delegación provincial, activó este protocolo a raíz del brote de esta patología -luego trascendió que habían sido una decena de casos- detectado en el colegio público con mayor número de alumnos de Lalín. Recomendó la vacunación a alumnado de una decena de aulas, profesores y familiares que conviviesen con los niños o los docentes. Es decir, desde la consellería se descartó, en base a criterios clínicos, la inmunización masiva a toda la comunidad educativa y las personas de su entorno por considerarlo innecesario.

Compartir el artículo

stats