Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vila de Cruces cierra la cuenta del último ejercicio con 1,36 millones de remanente

El bipartito aún no tiene fecha para presentar los presupuestos del año que viene - El PP solicitará a la interventora, antes de su marcha, un informe sobre las cuentas municipales

El anterior gobierno inició las obras del centro sociocultural en las escuelas de maestros.

En el anterior mandato político, los presupuestos de Vila de Cruces solo se aprobaron en pleno antes de que empezase el año en una ocasión: el 21 de diciembre de 2018 salió adelante la propuesta económica de este 2019. Antes, el 29 de diciembre de 2014 quedaban aprobados los de 2015. El resto de ejercicios salieron adelante con la mayoría del PP en plenos celebrados en febrero del ejercicio en cuestión.

Así es que, si sigue este modelo, el bipartito aún trabaja con margen para perfilar los presupuestos de 2020. El exalcalde y ahora líder del principal partido de la oposición, el popular Jesús Otero, duda de que la propuesta esté lista antes de que acabe el año y apunta que, aunque los presupuestos sí pueden prorrogarse, estarían tirando de partidas con gastos ya hechos. En vista de que la actual interventora va a cambiar de destino, el PP tiene previsto solicitarle un informe antes de su marcha para conocer el estado actual de las arcas locales.

Lo que sí se puede consultar ya es la liquidación de la cuenta de 2018. En la liquidación del presupuesto de gastos, hay un remanente de crédito de 1.362.890 euros. La mayor parte de esta cuantía que se ahorró procede de las inversiones reales: el presupuesto había fijado un gasto en obras y demás por un importe de 2.345.090, pero finalmente se gastaron 1.216.127, de modo que quedaron en las arcas municipales 1.128.962 euros, y con ninguna deuda a 31 de diciembre de 2018. En este punto hay que añadir que el año pasado el concello cruceño consiguió en subvenciones de otras administraciones 1.837.155 euros que, en comparación con las ayudas que recabó en 2017, son 303.617 euros más.

Otras partidas en las que el último gobierno popular gastó menos de lo previsto inicialmente fue en personal (que deja un remanente de 15.000 euros), en bienes y servicios (quedaron 149.187 euros sin gastar), transferencias corrientes (61.751) y transferencias de capital (6.124).

En cuanto a la liquidación del presupuesto de ingresos, hay un defecto de previsión (es decir, se recaudó menos de lo calculado inicialmente) de nada menos que -1.388.282 euros. Esto se debe a la tremenda caída de las transferencias de capital de otras administraciones, que baja en 962.641 euros ya que se recaudaron otros 654.085. Los activos financieros no incorporan ni un euro de los 418.612 previstos. Sin embargo, en impuestos directos recaudan 12.014 euros más de lo que marcaba la cuenta, y se llega a los 1.153.691 euros. También mejoran las transferencias corrientes, con 2.076.679 euros, que son 51.330 más de lo previsto. Pero entre impuestos indirectos y tasas Cruces obtuvo 369.587 euros, que son 77.683 menos de lo que esperaba el presupuesto.

Compartir el artículo

stats