Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un cérvido milenario en los dominios de la Rapa

A Rula ve "excepcional" por su altitud y el tamaño del cuadrúpedo el último petroglifo hallado por Jorge Fernández

Un cérvido milenario en los dominios de la Rapa

Un cérvido milenario en los dominios de la Rapa

Las fotogrametrías realizadas por el Colectivo A Rula de los grabados que componen el último petroglifo hallado por el estradense Jorge Fernández Guerra en montes de Codeseda evidencian que un cérvido milenario comparte el monte con las manadas de O Santo. Reposa sobre una gran roca granítica que emergió por los desbroces realizados muy cerca de la ruta de senderismo recientemente homologada PR-G 197 Codeseda-Rapa das Bestas,impulsada por el Concello, Codeseda Viva y Rapa das Bestas. Es un paraje de pastos, sin arbolado, que el viernes pisaron vecinos de Sabucedo y sus colaboradores en busca de las manadas de O Santo que este fin de semana protagonizan la Rapa das Bestas, fiesta de Interés Turístico Internacional.

Integrantes del Colectivo A Rula -especializado en arte rupestre especialmente activo en Santiago y su entorno- inspeccionaron detenidamente el petroglifo a última hora del 27 de junio, tras ser guiados hasta él por miembros de Codeseda Viva, entre los que figuraba el propio Jorge Fernández (que suma más de medio centenar de hallazgos arqueológicos en A Estrada, Forcarei, Cerdedo-Cotobade y Cuntis). Tomaron mediciones y múltiples fotografías desde innumerables ángulos para efectuar una reconstrucción fotogramétrica por ordenador. No dejaron al azar ningún detalle. Saben por experiencia que a última hora de la tarde, cuando el sol se oculta, las sombras que se generan ayudan a ver con más claridad los grabados rupestres. Y así ocurrió.

Constataron que ese gran cuadrúpedo mide 83 centímetros de largo y 40 de alto y ocupa una posición central en el panel 2 del petroglifo, vertical y orientado al valle del Rego de Souto y Chan das Lamas. Pero surgió la duda de si era un caballo o un cérvido. Con la fotogrametría, A Rula ha salido de dudas. Concluye que es un cérvido -"una hembra o un ejemplar joven con cuernos aun poco" desarrollados- cuyo diseño coincide con el denominado "canon del Lérez medio" por Vázquez Rozas en 1997 o "estilizado curvo" por Santos Estévez en 2008. Son cuadrúpedos frecuentes en otros petroglifos de Campo Lameiro, Cotobade y Moraña. La fotogrametría muestra"dos pequeños cuernos en la cabeza y un pequeño trazo" que "pudiera representar la oreja" en tanto que su cola fue "diseñada con un simple apéndice curvo precedido de un trazo recto", también característico de los cérvidos del valle del Lérez. Sus extremidades "ligeramente inclinadas hacia delante" buscan "potenciar la sensación de movimiento", y ambas extremidades concluyen en una misma línea horizontal, algo "excepcional" en Galicia.

También comprobaron que en la parte superior de la roca había un "primer panel insculturado con motivos" geométricos "característicos del arte atlántico." Referenciaron la existencia de "una combinación circular de 3 anillos y c oviña central de 39 centímetros de diámetro" y unida a la parte superior de esta cmbinación "por un pequeño trazo curvo" de otras "18 coviñas" alineadas "en 3 hileras independientes que desde un punto central se abren en abanico". "Una extraña disposición en un ángulo de 45o "recuerda la cornamenta de los grandes cérvidos". Además, hay "aisladas" otras 5 "coviñas", cuyos diámetros oscilan entre los 4 y los 7 centímetros y cuya profundidad es variable, de 1 a 3 centímetros.

En el informe que ha elaborado A Rula y que ahora proyecta remitir a la Dirección Xeral de Patrimonio y al Concello de A Estrada se apuntaque el estado de los grabados "es muy bueno", lo que permite ver los motivos "con luz diurna" (algo que favorece su tirón turístico). Entiende A Rula que es "un petroglifo excepcional" dentro del Grupo Galaico da Arte Rupestre, con grabados de autoría diversa y "puede que diferente cronología". Es la "primera gran estación de arte figurativa" rupestre del Concello de A Estrada y está localizada a gran altitud: a 665 metros sobre el nivel del mar. Apunta que "probablemente" es el "cérvido de gran tamaño situado a mayor altitud de todos los conocidos". Remite asimismo al arqueólogo Santos Estévez, que aludió en un artículo en 2014 a la posible relación entre los curros y los petroglifos, como "hito delimitador" de la zona donde se produciría un primer agrupamiento de las manadas de caballos salvajes antes de los curros ligada a la intensificación de las actividades pastoriles en la transición de la Edad de Bronce al Hierro. El de Sabucedo está a menos de 4 kilómetros de este "excepcional" petroglifo de Chan das Lamas.

Compartir el artículo

stats