Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Patrimonio estradense a la venta

La familia Valladares pone a la venta su emblemática casa en Vilancosta por 900.000 euros

La casa señorial se construyó en 1751 y fue el hogar familiar de los escritores Avelina y Marcial »Desde el año 2003 una placa decora su fachada recordando la figura de los dos hermanos

Parte trasera de la casa de Vilancosta. // Buscainmobiliarias.com

Parte trasera de la casa de Vilancosta. // Buscainmobiliarias.com

"Cortijo en venta en A Estrada". Con estas palabras se puede encontrar en un portal inmobiliario la casa de la familia Valladares en el lugar de Vilancosta, de la parroquia estradense de Berres. Esta casa señorial construida en 1751 fue la casa familiar del escritor Marcial Valladares Núñez (1821-1903) y de su hermana Avelina Valladares Núñez (1825-1902). Durante años se consideró uno de los grandes emblemas de A Estrada, un hecho que atestigua la placa que en el año 2003 se instaló en su fachada. Se cumplían cien años de la muerte del autor de Maxina ou a filla espúrea, considerada la primera novela moderna en lengua gallega, y autoridades y representantes de la cultura gallega recordaron su figura con este gesto.

Diez años después de aquel acto, la casa puede adquirirse por un precio de 900.000 euros, según se detalla en el anunciode venta. La superficie computable de la vivienda ubicada en Berres es de 545,64 m2, en una parcela de 1.000 m2. En la venta se incluye además una parcela contigua de unos 6.500 m2 con árboles ornamentales, viñas y frutales, un estanque, una pérgola con mesa y banco de piedra y una fuente natural empedrada. Se encuentra además en perfecto estado de conservación y habitabilidad.

Dispone de acceso rodado, suministro de electricidad, agua por pozo y captación de mina (la mina pertenece a la vivienda), fosa séptica, calefacción de gasoil y teléfono. La casa tiene seis habitaciones y tres baños, distribuidos en las dos plantas destinadas a vivienda. Cuenta además con una planta semisótano con cuatro habitaciones, actualmente destinadas a lavandería, despensa y dos para almacén.

El anuncio se acompaña además de numerosas fotos que permiten ver los secretos de una vivienda que hace tan solo dos años era escenario de un concierto enmarcado en el proyecto de la Xunta de Galicia, Espazos Sonoros, con el que se buscaba llevar las actividades musicales a diversos lugares de interés cultural de las cuatro provincias gallegas. La meta era recordar las tradicionales soirées, fiesta de carácter musical, en las que participaban músicos profesionales de la época. Según recogen las Memorias da Familia, una especie de diario manuscrito escrito por el propio autor y que se conserva en la biblioteca familiar, estas se celebraban en la residencia hace más de 150 años (una copia de esas memorias se encuentra en el Museo do Pobo Estradense).

Según explican los historiadores José M. Bértolo Ballesteros y Luis Ferro Pego, "todo el mundo sabe que en Vilancosta (Berres) nació Marcial Valladares Núñez, sin embargo su casa natal no pertenecía en sus orígenes ni a los Valladares ni a los Núñez. Pertenecía a los Gómez Ribadulla, que tenían un escudo de armas que se componía de "una encomienda de S. Juan, cinco cabezas de lobos negros en campo de plata y tres flores de lis". Sería una nieta de Francisco Gómez de Ribadulla, fallecido en 1729, y de Ana Besteiro, llamada Manuela Gómez de Pazos, quien enlazaría con los Núñez, más concretamente con Manuel Núñez Valcarce".

La figura de Valladares estuvo además íntimamente ligada a la de esta casa y al lugar de Vilancosta. Precisamente, entre sus obras se pueden encontrar una serie de cantares de tipo popular, que tituló "Vilancosta". La historia de la casa señorial de Berres ha unido este emblemático lugar con los vecinos de la zona, que defienden con orgullo este espacio y al definido como señor de Vilancosta.

Esta casa señorial fue también el hogar de Avelina Valladares, una mujer que pasó la mayor parte de su vida en esta casa y que colaboró con la Xunta Parroquial de Beneficencia de la parroquia de Berres. En los períodos comprendidos entre 1840-1850 y 1864-1879 dedicó la mayor parte de su tiempo a escribir, realizando durante esos años la mayor parte de la obra literaria que se conserva de ella.

Cabe recordar además que Marcial Valladares y su hermana Avelina no son los únicos exponentes reconocidos de la literatura gallega que vivieron en la zona, ya que en Berres también se conserva la casa de Manuel García Barros "Ken Keirades". En este caso el Concello también instaló en su día una placa conmemorativa recordando su figura.

Compartir el artículo

stats